Absuelto el responsable de Transportes de la CIG-Vigo por las pintadas en casa del conselleiro de Sanidade

  • El juzgado de Instrucción número 2 de Vigo ha decidido este martes absolver al responsable de Transportes de la FGAMT-CIG de Vigo, Carlos Martínez Lamosa, que había sido acusado de realizar pintadas en la casa del conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, a principios de este año durante el conflicto por el convenio de las ambulancias.
Imagen de la concentración de este martes.
Imagen de la concentración de este martes.
CIG

Así, según ha recogido la CIG en un comunicado, Martínez Lamosa fue absuelto después de que ni la perjudicada ni la Fiscalía solicitasen su condena, "al entender que los hechos no constituyen un delito leve de daños".

"Tras las declaraciones de Lamosa y de la denunciante, en el trámite de conclusiones, el Ministerio Fiscal ni siquiera entró a valorar las pruebas practicadas y optó por no solicitar condena para el acusado. La propia denunciante, preguntada por el juez, tampoco lo hizo", ha indicado la organización sindical.

El Fiscal argumentó que su decisión señalando que los hechos juzgados "no se pueden incluir en el tipo penal de delito leve de daños", para los que se establece una pena de entre uno y tres meses de multa, y que en todo caso la sanción debería ir por la vía administrativa.

El abogado de la CIG se adhirió a las razones de la Fiscalía e indicó que "en ningún momento quedó acreditada la autoría de los hechos" que se le imputaban a Lamosa.

Tal como han explicado desde el gabinete jurídico de la CIG, antes de la reforma del Código Penal, este tipo de hechos eran tipificados como falta, pero ahora son considerados delitos leves (si los daños contra la propiedad afectada no exceden los 400 euros), por lo que acarrean antecedentes penales. En este caso, la denunciante aportó una factura de los trabajos de limpieza de la pintaba por valor de 140 euros, que el denunciado tendría que abonar también en el caso de que fuese condenado.

CONCENTRACIÓN

Debido al juicio, más de una hora antes de la vista oral, casi un centenar de personas, convocadas por la CIG, se concentraron a las puertas de los tribunales vigueses en "solidaridad" con el acusado.

Durante la protesta, en la que estuvo presente el secretario xeral de la CIG, Paulo Carril, se desplegó una pancarta que rezaba 'Stop represión contra o sindicalismo nacionalista' y se gritaron consignas como 'Código penal, para a patronal' y 'Non hai represión que pare a loita obreira'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento