Sepultados por corrimientos de tierra 200 miembros de los equipos de rescate chinos

  • China vive desde hoy tres días de luto oficial por los muertos.
  • Permitirá entrar a médicos extranjeros para asistir a los damnificados.
Un equipo de rescate guarda tres minutos de silencio (REUTERS)
Un equipo de rescate guarda tres minutos de silencio (REUTERS)
REUTERS

China vive desde este lunes tres días de luto oficial por las víctimas del terremoto de hace una semana en Sichuan, cuyo número de fallecidos y sepultados ascinde ya a casi 39.000.

Pero al margen de los rescates milagrosos de personas que sobreviven tras muchos días bajo los escombros, el seísmo sigue aportando noticias negativas.

Hoy se ha sabido que

más de 200 miembros de los equipos de rescate han quedado sepultados en los últimos tres días por
deslizamientos de tierra. Las víctimas trabajaban para
reparar carreteras dañadas por el seísmo del día 12. Responsables del Ministerio de Transportes no han precisado si hay supervivientes entre los 200 socorristas sepultados.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Qin Gang, ha anunciado además que
permitirán entrar a médicos extranjeros para asistir a los damnificados. "Teniendo en cuenta la ayuda necesaria a raíz del desastre, la Cruz Roja de China será autorizada a aceptar la entrada al país de equipos médicos extranjeros para ayudar en la atención médica", ha indicado en un comunicado difundido este lunes.
Luto oficial

Mientras, desde el corazón de Pekín al devastado suroeste del país, China ha guardado este lunes
tres minutos de silencio con los que han dado comienzo
tres días de luto nacional por las víctimas del seísmo. A las 14h28 locales, hora en que hace justo una semana se produjo el enorme terremoto,
sonaron las sirenas de todo el país.

En Pekín, varios miles de personas, muchas de ellas
vestidas de negro, se congregaron en la
plaza de Tiananmen enarbolando banderas y coreando máximas de apoyo a las víctimas, mientras se paralizaba la Bolsa. En la ciudad de Dijiangyan, devastada por el sismo, 60 familiares de niños que murieron pusieron
velas e incienso ante las ruinas de una de las miles de
escuelas derrumbadas.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento