Ian Fleming: el espía soñador

Retrato de Ian Fleming fumando (1960). FOTO: Getty Images.
Retrato de Ian Fleming fumando (1960). FOTO: Getty Images.
IMPERIAL WAR MUSEUM
El escritor británico Ian Fleming tuvo una vida tan intensa y curiosa como la de su propio personaje, el idealizado agente secreto James Bond. Compartieron
algo más que experiencias increíbles, y ni el mismo autor podía o sabía decir si en realidad ambos eran la misma persona.

Fleming
nació en 1908 en Londres, en un barrio acomodado llamado MyFair. Sus padres fueron
Valentine Fleming y su dominante mujer, Eve. Cuando el cabeza de familia murió
en la Primera Guerra Mundial, Ian quedó a merced de una mujer que quiso para él la carrera de diplomático.

El autor también vivió
bajo la influencia de su hermano Peter, que luego sería también escritor. Fleming cursó sus estudios
en el prestigioso colegio Eton y más tarde en el colegio militar de Sandhurst. Su madre
le mandó después a Austria que estudiara idiomas.
La Royal Navy le abrió los ojos

Consiguió
su primer trabajo en la agencia Reuters, donde aprendió a escribir. Después, pasó por un banco y se hizo corredor de bolsa.
Sus debilidades empezaron a aflorar, y el autor se dejaba el dinero en mujeres,
golf, juego y alcohol.

Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial
su vida cobró algo más que sentido. Se convirtió en el asistente del almirante John Godfrey, el director de la
División de Inteligencia Naval de la Marina. Allí se recogía y analizaba información sobre los alemanes para la Royal Navy.

Su tarea le gustaba y
no hacía más que proponer planes y estrategias - muchos inviables-, pero nunca vivió de cerca la acción. Eso sí, sus experiencias le sirvieron, y mucho,
para componer todas las tramas y los personajes de sus posteriores novelas sobre el espía de Su Majestad.

Godfrey sería
trasladado a sus escritos como M, el jefe del MI6 británico. Y también algunos de los episodios que vivió,
como el desembarco de Dieppe, sus aportaciones a la CIA, las fechorías de los hombres rana italianos o las bombas alemanas V-1 y V-2 sobre Londres en 1944.
Matrimonio frustrado y Casino Royale

Terminada la guerra,
cuando Fleming contaba con 38 años, la vida civil se impuso. Volvió a trabajar y, seis años después,
en 1952 escribió la primera novela sobre Bond,
Casino Royale. Ese mismo año se casó con Ann Rothermere,
a la que ya conocía hacía tiempo.

En realidad nunca quiso atarse, pero
un embarazo repetino cambió sus planes. Tuvieron un hijo llamado Caspar, y dos años depués, su matrimonio comenzó a hacer aguas por las infidelidades de ambos.
Fleming fumaba y bebía cada vez más, y decidió centrarse en el golf y la literatura.

Fleming escribió en total
doce novelas y nueve cuentos del agente 007, entre los que había titulos como
Moonraker, Desde Rusia con amor o
El espía que me amó; aunque también hizo incursiones, por ejemplo, en la literatura infatil con
Chitty Chitty Bang Bang.

En un momento dado
decidió llevar a su héroe al cine de la mano de los productores Albert R ‘Cubby’ Broccoli y Harry Saltzman. Las películas, que muchas veces
diferían bastante de sus novelas -se hizo al personaje más sexy e irónico-, le llevaron a lo más alto.
Dos ataques al corazón

La fama le superó. En 1964, sus libros
vendían 112.000 copias a la semana. Él ya estaba enfermo, pues tres años antes había sufrido un ataque al corazón.
Su salud se fue deteriorando hasta que el 12 de agosto de 1964 murió en Canterbury de otro fallo cardíaco.

Pero sus libros no han desaparecido con él, ya que
escritores como Kingsley Amis ayudaron desde el principio a la continuidad de su obra. El próximo 28 de mayo, cuando se cumplen cien años del nacimiento de Fleming,
una nueva novela sobre James Bond verá la luz con el nombre de
Devil May Care. Su autor es el escritor Sebastian Faulks.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento