Turquía asegura que sus tropas han matado ya a 109 milicianos kurdos

Vehículos militares turcos entran en la frontera con Siria.
Vehículos militares turcos entran en la frontera con Siria.
EPA/EFE

Al menos 109 miembros de las milicias kurdas han muerto hasta ahora en la invasión iniciada el miércoles por Turquíaen el noroeste de Siria, según aseguró el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

Erdogan afirmó que desde el comienzo de la operación las tropas turcas han matado a 109 "terroristas" y herido y hecho prisioneros a numerosos miembros de las YPG, la milicia kurda hasta ahora aliada de EEUU en la lucha contra el yihadista Estado islámico pero que Ankara considera una organización terrorista por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda de Turquía.

El presidente aseguró que Turquía está preparado para intervenir en otras zonas de Siria "cuando llegue el momento".

"Llevaremos la paz y la seguridad adonde quiera que vayamos", afirmó durante un discurso ante simpatizantes de su partido, el islamista AKP.

"La operación continúa en la región de Tel Abiad y Ras al Ain", dijo Erdogan, en referencia a las dos ciudades donde el Ejército turco inició anoche la ofensiva terrestre de la operación bautizada como "Fuente de Paz".

Las fuerzas turcas arrebataron a las YPG los pueblos de Tel Fander y El Yabse, al oeste de la ciudad de Tel Abiad, informó la agencia Anadolu.

Analistas turcos aseguran que el Ejército quiere tomar zonas rurales alrededor de estas ciudades para luego tomar el centro.

Esta mañana el Ejército turco continuó con los bombardeos y fuego de artillería en Tel Abiad y Ras al Ain y amplió los ataques aéreos a la localidad de Qamishlo.

Erdogan también acusó a las YPG de un ataque perpetrado ayer en Qamishlo que causó la muerte de un civil, mientras que las milicias kurdosirias responsabilizan al Ejército turco del ataque.

"Mintieron diciendo que Turquía atacó en una región cristiana. Vosotros bombardeasteis esta región", declaró.

Las YPG han sido las principales aliadas de EE UU en su lucha contra el yihadista Estado Islámico o Dáesh.

Freno al avance

Por su parte, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por los milicianos kurdos sirios de las Unidades de Protección Popular (YPG), han asegurado que han repelido un intento de las fuerzas militares turcas y sus aliados rebeldes sirios para entrar en la localidad de Ain Issa, en el norte de Siria.

Según fuentes kurdas sirias, los milicianos de las FDS han conseguido "detener el avance de las fuerzas" de la ofensiva lanzada por Turquía y han causado "bajas en sus filas".

El intento de acceder a la localidad de Ain Issa ha llegado acompañado de un bombardeo turco en la periferia de la urbe, que está situada a solo 35 kilómetros de la ciudad de Tal Abiad. Situada en la provincia de Raqqa, en el norte de Siria, Tal Abiad fue arrebatada por los milicianos kurdos a Estado Islámico en junio de 2015.

Residentes que han huido de la ciudad de esa ciudad han explicado a DPA que algunos civiles que siguen dentro de la urbe no han podido abandonarla porque se lo han impedido los milicianos de las FDS. "Quieren usarnos como escudos humanos", ha explicado un residente que ha pedido que se mantenga su identidad en el anonimato

Mostrar comentarios

Códigos Descuento