Angelina Jolie en la Expo D23 de Disney
Angelina Jolie en la Expo D23 de Disney. RICHARD SHOTWELL / GTRES

Hace ya tres años que Angelina Jolie le pidió el divorcio a Brad Pitt, con quien había compartido una relación de más de una década y con quien tiene seis hijos. Ahora, tiempo después, la actriz ha decidido cerrar todas las heridas del pasado y ha hablado en profundidad de cómo vivió todo este proceso.

Lo ha hecho durante la puesta de largo de su nueva película, Maléfica: Maestra del mal. Angelina Jolie ha reconocido que atravesó un "momento complicado" en el cual se "había perdido un poco" y no se reconocía a si misma, según declaraciones recogidas por la revista Madame Figaro.

Además, la actriz ha relatado cómo vivió durante los últimos meses de convivencia con el estadounidense, cuando se sintió “más pequeña, casi insignificante". "Sentí una profunda y auténtica tristeza, me dolió”, aseguró.

Jolie, que tras el proceso de divorcio mantuvo la custodia de sus hijos incluso durante el periodo en el que tuvo que ser intervenida para minimizar el riesgo de sufrir cáncer de mama, dice haber redescubierto la alegría tras este doloroso proceso.

"Fue interesante conectar con la humildad e incluso con la insignificancia que yo sentía. Tal vez esto es lo que el ser humano es al final... Además de todo esto, sufrí algunos problemas de salud. Todas estas cosas te motivan y te recuerdan la suerte que tienes de estar vivo. No sé cuál es mi destino, pero de lo que estoy convencida es de que estoy en un período de transición, como una vuelta a mis raíces, un retorno a mí misma", ha concluido.

Por su parte, Brad Pitt, de 55 años, se refirió recientemente a su divorcio en una entrevista en la que confesó que necesitó la ayuda de Alcohólicos Anónimos tras la petición de divorcio de su exmujer. "Había llevado las cosas tan lejos como pude, así que eliminé mis privilegios de beber", dijo.