"Estamos reconstruyendo un barrio de los más peligrosos de Bolivia"

  • "Fútbol en la calle" recibo apoyo de la administración extremeña.
  • Este proyecto ya ha recibido varios premios.
  • La iniciativa nace en Argentina hasta llegar a Bolivia.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁCERES
Equipo de futbol en la calle
Equipo de futbol en la calle

Fernando Figueroa es un chico de 28 años boliviano, entre sus manos cada día amasa y da forma a un proyecto muy importante, rescatar a los chicos de la calle. "Futbol en la calle" es el nombre del proyecto de este joven emprendedor.

¿ Donde y como nace "fútbol en la calle"?

El Mundial de 1994 queda en la memoria colectiva de mucha gente y más en la sociedad colombiana que no ha cerrado las viejas heridas. Andrés Escobar jugaba como defensa de la selección de Colombia, Escobar marcó un gol en propia meta, ganando los estadounidenses a Colombia por 2 a 1. Saliendo de un bar en Medellín, Escobar es interceptado y abatido a tiros.

Es partir de este hecho que el sociólogo alemán Jurgen Griesberg, desarrollan un trabajo social a través del deporte invitando a grupos de guerrilleros, paramilitares, pandilleros, entre otros, a dejar las armas y "jugar a la pelota", común denominador para empezar a hablar, no solamente con los pies, sino mirándose a los ojos y reflexionando lo que pasaba en el país y cómo ellos, podían ser los sujetos del cambio, no violento de Colombia. El lugar de acción, de juego, eran las calles de las ciudades colombianas, los campos descubiertos, las plazas y demás sitios que servían de encuentro.

La iniciativa cobró fuerza y poco a poco se fue difundiendo por América latina, donde, en Argentina, a través de la Fundación Defensores del Chaco se irradia a otros países y son muchas más las personas que lo practican. Hasta llegar a Bolivia.

¿En que consiste?

El fútbol callejero es una metodología, puede jugarse en cualquier sitio. Hay tres momentos:

Los equipos, compuestos por hombres y mujeres, acuerdan las normas y maneras de jugar. Dialogan, escuchan, ejercen sus derechos y deberes como ciudadanos/as. Es importante éste momento, porque no existen árbitros/referis, sino que son los/as jugadores/as que se autorregulan, rescatando así, la esencia del fútbol, la diversión y alegría, no la competencia. El segundo momento es la puesta en práctica de las reglas y normas pactadas.

El tercer momento es la reflexión. No gana el que anota más goles, sino se premian otro tipo de valores y actitudes que se suman de manera conjunta para obtener un resultado. El tercer tiempo, sirve para escuchar, para la crítica y autocrítica. Es un momento de construcción de saber escuchar y aprender, no solo individualmente, sino como grupo.

Cada partido es diferente, puesto que el dialogo prima, cada persona pone el valor que cree que es necesario aprender o profundizar. Pero, entre los valores generales están: el respeto, solidaridad, humildad, honestidad, entre otros.

Trabajar en la motivación, de darles seguridad de lo que hace está bien
¿Se alcanzan los objetivos?

Por supuesto que se logran. En muchos de los casos los niños/as que participan con la metodología tienen serios problemas en su casa y necesitan ser escuchados y hablar. Hemos organizado cientos de actividades deportivas bajo la metodología. Algunas veces con cierto temor a que no la acepten, pero, conversando y trabajando con la gente, todo es posible, se superan los mismos objetivos personales. Se aprende mucho.

¿Cuándo se trabaja con niños de la calle, que situaciones y necesidades se encuentran?

Las situaciones son muy diversas y traumáticas: violaciones, maltrato familiar, problemas congénitos, drogadicción, deserción escolar, falta de motivación, pandillas juveniles, prostitución, marginación y exclusión social, estigmatización, entre otras.

Es importante aprender a escuchar. Trabajar en la motivación, de darles seguridad de lo que hace está bien, que no están solos, que hay gente que confía en ellos y los apoya. Es necesario confiar en sus posibilidades de ir, de a poco, rompiendo las barreras que les impiden tener la seguridad de que lo hace bien.

Han permitido que más de 400 niños/as y jóvenes tengan esta oportunidad

¿Reciben apoyo económico?

Actualmente sí. El Programa "Football For Hope" de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA), nos toma en cuenta y nos apoya, al igual que una organización boliviana que se llama AVINA y, un Ayuntamiento español, Villafranca de los Barros en Badajoz, quienes han permitido que más de 400 niños/as y jóvenes tengan esta oportunidad.

Insistimos mucho con el apoyo de la empresa privada de acá. Pero es difícil que entiendan que esto es un proceso y como tal, deben apoyarlo por su responsabilidad social, no por un favor. Pero, todo el trabajo es gracias al aporte voluntario de amigos e instituciones y vecinos del barrio San Isidro o como el Centro para la Participación y el Desarrollo Humano Sostenible (CEPAD), quienes han confiado en el trabajo del fútbol Callejero y lo apoyan siempre.

¿Qué se podría realizar en "fútbol en la calle" pero noes posible por motivos económicos?

EL fútbol es un pretexto. Es una escuela sin paredes, donde se aprende de todo y para todo. Queremos convertir a San Isidro en el Primer Barrio Cultural y Deportivo de Bolivia. Trabajamos bajo cuatro pilares que se complementan y no excluyen a otros: 1) Arte, cultura y deporte; 2) salud, Desarrollo y medio ambiente; 3) liderazgo y democracia y; 4) Emprendedurismo.

Bajo esos cuatro pilares, estamos reconstruyendo un barrio, uno de los más peligrosos de Bolivia. Tenemos un ejército de niños/as y jóvenes en todo Bolivia, practicando la metodología, pero también, aportando día para la construcción democrática del país.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁCERES

caceres20minutos@hotmail.com

Mostrar comentarios

Códigos Descuento