Los adictos a la cocaína aumentan más del doble que los alcohólicos en la provincia

  • La mayoría son consumidores que han introducido en el día a día un hábito relacionado con el ocio.
  • Muchos acuden a rehabilitación sin reconocer que tienen un problema.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA
Uno de cada cinco europeos que consume cocaína vive en España.
Uno de cada cinco europeos que consume cocaína vive en España.
Los estudios más recientes sobre consumo de drogas que destacan un repunte de la cocaína ya se ven reflejados en los tratamientos que inician en la provincia de Málaga. Los datos de 2007 del Centro Provincial de Drogodependencias (2.777 iniciados o reiniciados, 1.049 en las instalaciones de la Diputación) colocan a esta sustancia como la que más ha crecido en el último año (21%). Lejos, muy lejos, del incremento que se observa en el alcohol (9,8), cannabis (7,72), o heroína (-8,7).

Hay quien acude para someterse a terapias para dejar la cocaína con 25 años, aunque la media se instala entre los 30 y 35. Las motivaciones que encuentran en esta droga se basan fundamentalmente en el ocio, según el director del centro, Francisco Luque: "Aguantar más, pasarlo mejor o alargar la marcha" son los efectos que se buscan y su tratamiento suele ir ligado al del alcohol. "Aunque vienen con problemas de cocaína, si no afrontan el del alcohol, tienen muy difícil resolver el otro", explica.

Es más, los tipos de consumidores y los hábitos albergan numerosas similitudes en ambas sustancias: esporádicos (una o dos veces al año), ocasionales (Navidad, bodas, fiestas señaladas, etc.), y habituales. Estos últimos toman los fines de semana y sólo entre semana si hay algún evento especial. De ellos, existe un grupo cuyo consumo es casi problemático (varias ocasiones a la semana), "y de éstos hay otro grupo que lo lleva al día a día", remata.

Uno de los escollos que sufren los cocainómanos es tomar consciencia de que se están inmersos en un problema. Se va dando cuenta de que cada vez gasta más dinero o de que va abandonando unos hábitos por otros, pero no es consciente de que eso es un problema, "por lo que hay una etapa muy larga de esa alteración en la percepción de la realidad. Muchos de los que acuden se encuentran en una fase de contemplación, es decir, se lo están pensando. Y acaban viniendo por presiones de la familia, por ejemplo, pero aún no son conscientes de que tienen el problema; justo al revés de lo que les pasa a los heroinómanos", describe Luque.

Consumo en Málaga

Cannabis. La media de edad de los adictos ronda los 25 años, aunque ya llegan con 19. La mayoría de ellos acuden con sanciones administrativas por tenencia o consumo en la vía pública.

Perfil del adicto. Aunque cada sustancia cuenta con sus connotaciones propias, sería un varón (84%), con un nivel de estudios primarios o inferiores (57,5) y en paro. Tras iniciarse en el consumo, un 61,85 % de casos tienen incidencias legales y el 40,73% de ellos llega a los centros por iniciativa propia y el 24 por familia o amigos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento