Un millar de acusados y 2.000 detenidos por las protestas contra Al Sisi en Egipto

  • Para este viernes hay convocadas nuevas manifestaciones en El Cairo.
Manifestantes contra el Gobierno de Abdelfatah al Sisi, en el centro de El Cairo, el 21 de septiembre de 2019.
Manifestantes contra el Gobierno de Abdelfatah al Sisi, en el centro de El Cairo, el 21 de septiembre de 2019.
EFE

Egipto esperaba este jueves con incertidumbre la respuesta a las convocatorias realizadas en las redes sociales para manifestarse este viernes contra el presidente del país, Abdelfatah al Sisi, mientras el número de acusados por las protestas de hace una semana ronda ya el millar y el de detenidos se acerca a los 2.000.

En la cairota plaza Tahrir, ya epicentro tradicional de protestas y revoluciones, la presencia policial, tanto de agentes de paisano como antidisturbios, era este jueves más reducida que en días anteriores.

A la espera de saber si la llamada a nuevas protestas tendrá seguimiento, las que se produjeron hace una semana antes han derivado ya en 980 acusaciones formales, según el Centro Egipcio de Derechos Económicos y Sociales, ONG que ha documentado además 927 desapariciones, presumiblemente detenciones.

La ONG, que está prestando asistencia legal a los detenidos, informó también de los cargos: "participar en un grupo terrorista", "difundir informaciones falsas", "usar páginas web con el fin de cometer un crimen que amenaza la seguridad y la paz pública" y "manifestarse sin permiso".

No todos fueron apresados durante los actos de los pasados viernes y sábado, sino que los arrestos ha continuado durante toda la semana en las calles e incluso en casas y centros de trabajo, de donde se han llevado también a académicos, periodistas y figuras opositoras.

"Represion sin precedentes"

Un grupo de ocho organizaciones no gubernamentales locales emitieron este jueves un comunicado en el que denuncian "una represión estatal sin precedentes", paralela al deterioro económico y las tasas de pobreza récord causadas por "las medidas de austeridad del Gobierno".

"Egipto está al borde de más derramamiento de sangre y caos", advirtieron las organizaciones en una nota difundida por el Instituto de El Cairo para Estudios de Derechos Humanos (CIHRS), en la que también exigieron que viajen al país relatores de la ONU para investigar y hacer recomendaciones.

Mientras el empresario egipcio afincado en España Mohamed Ali, promotor de las primeras protestas y enfrascado en una guerra de denuncias públicas al Gobierno, ha continuado con los llamamientos a salir a las calles, en las redes sociales se ha empezado a agitar también la llamada a la movilización de los seguidores de Al Sisi.

Ali, que ha dejado en el aire sin especificar ni el lugar ni la hora de las marchas, publicó este jueves varios vídeos en contra del presidente y en los que anima a los egipcios a salir porque "Al Sisi ha terminado". Bajo el lema "La revolución del pueblo", el promotor pidió a sus compatriotas que se dejen el miedo en casa y salgan a las calles.

Ante lo imprevisible de este viernes, varias embajadas occidentales han alertado a sus ciudadanos de que eviten las zonas en las que habitualmente se producen manifestaciones, al tiempo que algunos organismos internacionales han advertido a sus empleados a través de circulares internas.

Al Sisi culpa al "islam político"

Las manifestaciones de los pasados viernes y sábado contra el Gobierno fueron poco concurridas, pero han sido las primeras de importancia desde 2016 en un país donde están prohibidas las protestas sin permiso y desde hace años oficialmente bajo el estado de emergencia.

La otra gran incógnita es cuándo regresará a Egipto Al Sisi, que se encuentra en Nueva York para asistir a la Asamblea General de Naciones Unidas.

En una reunión en los márgenes de la misma con su homólogo estadounidense, Donald Trump, se refirió por primera vez a las manifestaciones y culpó al "islam político", un "problema" que ha generado mucha inestabilidad en el norte de África.

Mientras el presidente egipcio mantiene estos días una gran cantidad de encuentros bilaterales con jefes de Estado de medio mundo, Mohamed Ali llamó a los egipcios a que salgan mañana a las calles en número "infinito" para evitar más arrestos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento