Descubren en un lago tóxico una extraña especie de gusano con tres sexos

  • Además se han encontrado otras siete especies del mismo género de nematodos.
  • Se han hallado en el Lago Mono, en California, conocido por su alta salinidad y concentración de Arsénico.
Una de las especies de nematodo halladas en el Lago Mono (EE UU)
Una de las especies de nematodo halladas en el Lago Mono (EE UU)
CALTECH

El Lago Mono, en California (EE UU), ofrece una estampa casi surrealista; arropado por los Cráteres Mono-Inyo de origen volcánico, refleja el cielo en sus aguas transparentes, de las que emergen tortuosas formaciones geológicas en forma de aguja (llamadas 'torres de tufa' o 'torres de toba'). Sus aguas, a primera vista, parecen completamente muertas, algo que se explica por su alta salinidad y sus niveles letales de arsénico.

Sin embargo, este yermo paraje esconde un limitado aunque productivo ecosistema, que constituye el hogar de ocho especies recién descubiertas de nematodos, una clase de gusanos. Entre ellas, una que tiene tres sexos diferentes, transporta a sus crías dentro de su cuerpo y es capaz de resistir 500 veces la dosis letal de arsénico para un humano.

Un equipo de científicos del Instituto de Tecnología de California (Caltech) ha descubierto estos animales en las aguas casi estériles de este singular lago, en la que apenas se conocían unos pocos organismos (mayoritariamiente algas y bacterias, una especie única de camarón exclusiva de este lugar y las llamadas "moscas alcalinas" que se sumergen a alimentarse en el fondo).

Y no es extraño que hayan sido encontrados aquí: los nematodos, anélidos microscópicos, se consideran los animales más extendidos de la tierra y ya se conocen muchas especies 'extremófilas', adaptadas a los lugares más extremos de mundo. Por ello, Pei-Yin Shih y James Siho Lee, antiguos alumnos de posgrado del profesor Paul Sternberg (en cuyo laboratorio se desarrolló la mayoría del trabajo) previeron que también habrían colonizado el Lago Mono.

Las ocho especies encontradas son muy diferentes, y van desde microbios benignos a parásitos y depredadores, pero todos ellos son resistentes a la alta salinidad, ph y concentración de arsénico que caracterizan este hábitat, lo que las califica efectivamente como extremófilas.

Estos ejemplares han podido ser comparados con otras especies hermanas del mismo género (Auanema), arrojando que incluso aquellas que habitualmente no se encuentran en ambientes como el del Lago Mono también presentan una alta resistencia al arsénico.

Por otro lado, este experimento ha revelado otra particularidad; al menos una de las especies encontradas puede vivir en condiciones más benignas, algo que no es típico en otros extremófilos.

Estas únicas capacidades han convertido a estos nematodos en candidatos para la secuenciación de su genoma, en busca de pistas sobre cómo afecta a las células y los organismos, una información que puede resultar tremendamente útil para afrontar los casos de agua potable contaminada con esta toxina.

La extraña vida sexual de los nematodos

Por insólito que pueda resultar, el descubrimiento de una especie con tres sexos no es algo especialmente sorprendente, ya que no es la primera vez que se encuentra un nematodo con estas características.

De hecho, esta clase de animales exhibe una plétora de opciones reproductivas. Según la especie de la que se trate, pueden reproducirse por reproducción sexual, embriogénesis (dividiéndose en varios organismos cuando se encuentran en estado larvario) o por partenogénesis (desarrollando cigotos sin la intervención de un macho); en algunos casos, tienen varias de estas opciones.

Además, mientras algunas especies son dioicas (existen individuos hembra e individuos macho) existen también otras que son androdioicos (individuos macho e individuos hermafroditas), exclusivamente hermafroditas, o trioeicas (machos, hembras y hermafroditas).

Los resultados de la investigación se han publicado en la revista Current Biology.

Huéspedes temporales: las aves del Lago Mono

Si bien buena parte del año el Lago Mono se encuentra prácticamente vacío más allá de los pocos habitantes ya mencionados, a lo largo del año recibe en varios momentos numerosos ejemplares de diferentes especies de aves, que aprovechan el lugar para anidar y criar (como es el caso de la gaviota de california) o como parada para descansar y alimentarse en las largas migraciones a Sudamérica durante el invierno (especialmente el zampullín cuellinegro y los falaropos tricolor y picofino), lo que llena de ruido y vida el lugar, al que también se acercan coyotes y otros depredadores en busca de presas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento