La Policía Local de Gijón detuvo la pasada madrugada a un hombre que triplicaba la tasa de alcohol permitida para conducir.

El hombre fue detenido tras una persecución en la que se alcanzaron los 100 kilómetros por hora en un tramo limitado a 50, según informaron fuentes policiales.

Los hechos tuvieron lugar a las 3.45 horas, en la Avenida de la Argentina, cuando una dotación de la Policía Local observó cómo un turismo con matrícula O-9273- BL, circulaba a una velocidad superior a los 50 Km/h, por lo que salieron en su persecución.

En la persecución se alcanzaron los 100 kilómetros por hora en un tramo limitado a 50
Los agentes lograron detener el vehículo en las inmediaciones de la carretera AS-19 y comprobaron que su conductor presentaba síntomas de encontrarse bajo la influencia del acohol.

J. C. M. de 33 años y vecino de Gijón, fue detenido por los agentes ya que dio un resultado de 0.75 mgr/l en la prueba de alcoholemia.

Se saltó un semáforo en rojo

Por otra parte, a las cuatro de la madrugada, en la Avenida de Juan Carlos I, una patrulla de la Policía Local de Gijón observó cómo un turismo, matrícula 3975-CZX, se saltaba un semáforo en rojo.

Cuando los agentes le dieron el alto, observaron que su conductor presentaba síntomas de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

En la prueba de alcoholemia, l. J. B. R. P., de 32 años, arrojó un resultado de 0.64 mgr/l. El joven, vecino de Gijón, fue trasladado a la Jefatura de la Policía Local donde se instruyeron diligencias judiciales.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIJÓN Y OVIEDO