Precinto del edificio
Precinto del edificio AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

Así, tras una inspección realizada por parte de la Policía Local a instancias de una denuncia ciudadana, los agentes detectaron una serie de irregularidades que pusieron en conocimiento de la Gerencia de Urbanismo, que ha decretado la clausura de la actividad para el desalojo, reubicación de los clientes y posterior precinto.

Se da la circunstancia de que este hostal ya fue clausurado por la Gerencia de Urbanismo por realizar obras sin autorización. Una vez reabierto, desde el establecimiento comenzaron a derivar clientes a un inmueble de la misma calle, un edificio "muy precario y de uso residencial", que carece de los servicios esenciales de la actividad turística, según el Ayuntamiento.

De esta forma, los clientes alojados en el inmueble ahora precintado utilizaban servicios como la recepción o la telefonía en la sede del hostal, por lo que comenzó, según la denuncia ciudadana, un trasiego de clientes entre ambos edificios. Esta circunstancia venía ocasionando "graves molestias" a los vecinos por los continuos ruidos que se producían con el trasiego de los huéspedes, que llegaban a pasar de un edificio a otro "vistiendo prendas íntimas" o se agrupaban en la vía pública alterando la convivencia.

Tras recibir la denuncia, la Unidad de Policía Turística pudo comprobar que el edificio del hostal superaba las habitaciones y plazas autorizadas en la licencia, que permitía seis habitaciones con once plazas. En la inspección, sin embargo, los agentes detectaron que había nueve habitaciones con 18 plazas.

Durante esta inspección, los agentes también comprobaron que el citado inmueble ubicado frente al hostal disponía de cinco habitaciones con 22 plazas, todas ocupadas.

Así las cosas, los agentes denunciaron las irregularidades y trasladaron el asunto a la Gerencia de Urbanismo, que inició el expediente de clausura que se ha notificado este martes para su ejecución inmediata.

Dado que en el momento de la notificación había 31 clientes alojados de forma no autorizada, el titular del establecimiento está obligado a reubicar a sus clientes antes de proceder al precinto. Una vez que los clientes sean realojados se procederá al precinto del edificio, así como al requerimiento de no ocupación de las habitaciones del hostal que no aparecen autorizadas en la licencia del mismo.

Por las diferentes infracciones detectadas se iniciarán los correspondientes procedimientos sancionadores ante las distintas administraciones competentes.

El edil de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la implicación de la Policía Local "en la lucha contra los alojamientos turísticos ilegales en la ciudad y los buenos resultados que las intervenciones que se vienen desarrollando". "Este tipo de actividades suponen un fraude para los clientes que acuden a nuestra ciudad, que ven vulnerados sus derechos como consumidores, al tiempo que implica una clara competencia desleal contra los establecimientos del sector", ha señalado Cabrera.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.