En la clausura de la Convención que el PP vasco ha celebrado en Vitoria, Casado ha destacado que si hubieran tenido algún tipo de acuerdo con Ciudadanos en el País Vasco para las elecciones generales tendrían el escaño en Álava y en Bizkaia. "Por eso, donde realmente es útil la suma es donde Vox y Ciudadanos no tuvieron escaños, porque sus votos se perdieron", ha dicho.

"Tengo muy claro cuáles son nuestros adversarios y quiénes deberían ser nuestros aliados o, por lo menos nuestros rivales que comparten el deseo de que el PSOE, aliado con la extrema izquierda y con los nacionalistas independentistas, sigan teniendo la llave de la gobernabilidad de España", ha indicado.

Por ello, independientemente de lo que les pueda separar a las formaciones de derecha, ha advertido de que "si no, tendríamos a la izquierda con los nacionalistas en alguna comunidad autónoma o a algún partido regionalista gobernando".

"En el arco mediterráneo y el cantábrico, si estos partidos (en referencia a Ciudadanos y Vox), no obtienen representación, es porque hay más partidos regionalistas y nacionalistas. Es pura proporcionalidad y la ley D'Hont. Es una cuestión de ajedrez electoral. Hoy por hoy tenemos que dar un mensaje de generosidad, aunque lo intenten pervertir", ha manifestado.

En este línea, ha advertido de que "o unimos a los que tenemos las mismas ideas para España para ganar las elecciones o no gobernaremos y, si no gobernamos, no podremos coser y unir todas esas fracturas históricas, territoriales, sociales y económicas que vuelve a causar la izquierda".

(habrá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Álava.