El cadáver de un hombre marroquí permanece desde hace una semana en Valladolid por falta de un acuerdo sobre su traslado a su país de origen entre la familia, la Junta y el Viceconsulado marroquí.

Este hombre murió el pasado 29 de abril "por causa natural" y su cuerpo continúa en el hospital Clínico sin poder ser repatriado por haber transcurrido ya más de 48 horas de la defunción, ha explicado el presidente de la Asociación de Trabajadores Marroquíes de Valladolid, Driss Agrill.

"Castilla y León es la única comunidad" cuya legislación impide la repatriación de un cadáver pasadas 48 horas de la muerte, ha dicho Agrill.

Sus familiares, dos hermanos, no llegaron hasta dos días más tarde "ya que residen en Murcia y Gerona", y "ya había pasado el plazo" que la ley establece para "embalsamar el cuerpo" y poder repatriarlo.

Por motivos sanitarios

La normativa de Castilla y León se explica "por motivos de sanidad y salubridad", ha explicado el delegado territorial de la Junta en Valladolid, Mariano Gredilla, que ha afirmado que no se trata de ningún tema de discriminación.

El ejecutivo autonómico ha planteado a la familia el traslado del cuerpo a un cementerio musulmán en Burgos o en Madrid, los más cercanos a Valladolid, según Gredilla, que ha explicado que la ley sí permite ese desplazamiento.

Pero ni la familia ni el viceconsulado marroquí, con el que el gobierno regional continúa el dialogo, han aceptado esta solución e insisten en repatriar el cadáver, según el delegado.

Según Agrill, el hombre , de 44 años, llevaba residiendo en España unos siete años -trabajaba en el sector de la construcción- y había pagado un seguro de repatriación que "se compromete a costear todos los gastos del viaje hasta Marruecos", seguro que, insiste el delegado de la Junta, sólo sería efectivo en las primeras 48 horas desde la muerte.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID.