Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Vigo han detenido a un vecino de la ciudad, de 35 años de edad, como presunto autor de un robo con violencia en un establecimiento comercial de la calle Urzáiz, en el que agredió a un empleado.

Según han informado fuentes policiales, los hechos tuvieron lugar a primera hora de la tarde, cuando el 091 recibió un aviso de una agresión en un comercio de la calle Urzáiz.

Cuando llegaron los agentes al lugar, varios testigos describieron a un sospechoso que vestía sudadera con capucha y bermudas, y que había agredido al encargado de una tienda con un cinturón enrollado en la mano.

El propio perjudicado relató a la Policía que había sorprendido al chico hurtando varias prendas de ropa y que, cuando lo sujetó para retenerlo e impedir que se fuera sin pagar, éste le propinó un puñetazo en la cara, con tanta fuerza que lo tiró al suelo.

INTENTÓ ESCONDERSE

Otras dotaciones policiales que peinaron la zona localizaron, en la terraza de un bar de la calle Irmandiños, una sudadera con capucha tirada en el suelo. Al entrar en el local, descubrieron que el sospechoso se escondía en el cuarto de baño del establecimiento.

Una vez identificado, comprobaron que, entre sus ropas, ocultaba diversos artículos cuya procedencia no pudo justificar, así como una alarma y herramientas para anular medios electrónicos.

27 ANTECEDENTES

Por estos hechos fue detenido y trasladado a Comisaría, donde se constató que tiene 27 antecedentes policiales.

La actuación fue llevada a cabo por agentes de la Unidad de Prevención y Reacción, de la Brigada de Seguridad Ciudadana, y el detenido y las diligencias practicadas han sido puestos a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.