PALMA DE MALLORCA, 12 (EUROPA PRESS)

Un exdirectivo de Nueva Rumaasa, que ha declarado este jueves como testigo en el juicio por una presunta estafa en la compra del hotel Eurocalas en Mallorca, ha asegurado que "nadie se atrevía discutir" las decisiones de José María Ruiz-Mateos padre y sus "hijos tampoco".

En la sesión de este jueves de la vista, que se celebra desde hace cuatro días en la Audiencia Provincial de Baleares, tanto Fiscalía como acusación particular han retirado la acusación contra el primo de los Ruiz-Mateos, que como los seis hermanos Ruiz-Mateos, estaba investigado y se enfrentaba a seis años de cárcel.

Por otra parte, el abogado defensor de los hermanos, Juan Manuel García-Gallardo, ha emitido una protesta ante la Sala contra el presidente del tribunal, Diego Gómez Reino, porque considera que ha realizado "preguntas de signo incriminatorio".