Esther y Rubén, los nominados de esta semana, junto a Jesús Vázquez
Esther y Rubén, nominados de esta semana, junto a Jesús Vázquez. TELECINCO
A las 22.15 horas comenzará la cuarta gala de Operación Triunfo, donde se decidirá si Rubén o Esther siguen su formación en la Academia.

Por lo pronto, ‘Barbie alaridos' lo tiene difícil no sólo por sus graves problemas de desafinación, sino porque Rubén es uno de los favoritos de la audiencia que sigue el programa.

Después de tres nominaciones, la malagueña intenta buscarle las cosas positivas a todo esto. "Yo no venía aquí para ser la más visitada en una página web. Desafinar en una gala no es lo peor del mundo", comenta Esther.

Aunque Esther no dé el 'Do de pecho', la triunfito sigue estando pendiente de su físico por encima de todo. Si Iván pasaba hambre ella ha engordado cuatro o cinco kilos a su paso por la Academia. "He echado más culo, pero no de celulitis. Mi culo le encanta a los chicos", dice la triunfito.

La gente se va a quedar con que soy la marica de 'OT'"

Iván continúa quejándose por activa y por pasiva. El tema de esta semana no ha sido santo de su devoción y amenaza con quejarse la próxima vez porque le colocan canciones que no le van. "Estoy a disgusto toda la canción e intento exagerarlo porque estoy cansado de que me digan que canto musical. Si quieren que me rompa las cuerdas se las voy a poner encima. Me siento muy ridículo cada vez que termino de cantar", asegura.

El madrileño tampoco tiene mucho feeling con Reke, su compañero de canción, a quien le ha criticado los "espavientos que hace". Y como no hay dos sin tres, Iván sigue comiéndose la cabeza con los comentarios de Risto Mejide. "La gente se va a quedar con que soy la marica de OT, vestida como un sillón, mezcla de Jesucristo Superstar que sólo canta musical".

Los buenos propósitos del director de la Academia

Angél Llácer ha tomado como misión imposible volver a este triunfito una persona más positiva. "Me da miedo tu carácter autodestructivo", le dice a Iván.

Esta semana, Sandra está muy sensible con su ronquera y con la canción que tendrá que interpretar con Tania G. De hecho, durante el pase de micros las dos triunfitos han desafinado mucho y Llácer se ha despachado con ellas. "Esto es consecuencia del malhumor que habéis tratado de disimular durante toda la semana", dice el director de la Academia.

La peluquera emana sinceridad por los poros y le ha replicado a Llácer. "No puedo decir que me gusta un tema cuando no me gusta. El martes voy a ir a la gala y me van a nominar por una mierda de tema que no me gusta", dice disgustada Sandra, que está convencida de que será una de las nominadas de esta noche.