El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, anunció hoy que su país estudia abandonar la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) porque ya no es un exportador neto de crudo.

"Nuestros pozos se están secando", indicó durante un discurso retransmitido por la televisión estatal.

Yudhoyono dijo que ha comunicado a los gobernadores y líderes de todas las regiones del país que sopesa si Indonesia debe seguir en la OPEP o retirarse "de forma temporal".

El presidente consideró que Indonesia, el único miembro asiático del cártel, necesita concentrarse en aumentar su producción doméstica de petróleo, que ha descendido por debajo del millón de barriles diarios, algo que podría llevar de uno a tres años, según afirmó. Además, en los últimos años se ha convertido en importador neto de crudo para satisfacer la creciente demanda energética del mayor archipiélago del mundo y cuarta nación más poblada del planeta, con casi 240 millones de habitantes.

Sus reservas se agotarán en 2020 

Indonesia, que antaño fue uno de los miembros más activos de la OPEP, admitió el año pasado que sus reservas de crudo se agotarán en el 2020.

En virtud de ello, el Gobierno decidió relanzar su programa de energía nuclear, que tenía paralizado desde la crisis financiera asiática de 1997-1998.

A la OPEP, que acapara cerca del 40 por ciento de la producción mundial de petróleo, pertenecen también Argelia, Angola, Ecuador, Irak, Irán, Kuwait, Libia, Nigeria, Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Venezuela.