Vanesa Martín, en 'La Voz Kids': "Yo decía ojalá me elija alguien, ay, por Dios, qué vergüenza"

La cantante Vanesa Martin, en 'La Voz Kids'.
La cantante Vanesa Martin, en 'La Voz Kids'.
ANTENA 3

En el concurso de La Voz hay tres coach, o grandes figuras de la música que hacen una doble labor: por un lado eligen a los concursantes que se quedan o no en el programa y después son sus maestros y tutores durante las siguientes fases.

En la versión infantil del formato, que se estrenará pronto en Antena 3, hay un cuarto coach: la compositora y cantanteVanesa Martín, que ya había sido asesora del concurso y que ahora tiene una silla con su nombre por propio derecho.

Como coach se lo tomó muy en serio y les dio muchos consejos. "Primero quise escucharlos y que me contasen qué les apetecía cantar y después les elegía las canciones", cuenta la artista de su modo de trabajar con los jovenes artistas, a los que les pedía "que se divirtieran y sintieran las cosas para que contaran las historias más que cantarlas".

A veces nadie se gira y el aspirante no entra al concurso, a veces, una pequeña no pasa a la siguiente fase... "La música es relativa: no le puedes gustar a todo el mundo y si fuera así sería muy aburrido. Y a veces no te das la vuelta", pone de manifiesto Vanesa Martín, a la que los niños le han enseñado que "no deberíamos perder la frescura, la inocencia, ese que nada importa tanto, el enfrentarse a la adversidad... de repente una niña no pasa y te dice 'si no pasa nada, si yo quiero ser veterinaria'".

En este concurso los aspirantes tienen mucho poder: una vez seleccionados pueden elegir a qué equipo se van. A Vanesa Martín, la nueva, le preocupaba ésto: "Yo decía ojalá me elija alguien, ay, por Dios, qué vergüenza". Salía de dudas rápido: "Por la mirada sabías si había algo que hacer o no".

Y, traviesa, asegura que "debería haber más bloqueos, porque es muy divertido. Y David... es un elemento a tener en cuenta a la hora de bloquear", dice riendo.

En lo personal, rebela que es fácil que los padres no vean la música o la canción como algo con futuro: "Mi madre hasta el segundo disco me decía que me preparara las oposiciones de magisterio, que es lo que estudié". En el caso de Martín apostar por lo que le gustaba fue un acierto: "La realidad de mi vida ha superado con creces a mi sueño, tener una carrera internacional, cantar en sitios míticos...".

Y ella, que compone desde que tenía doce años cuenta que "No estando contigo la compuse con 16 años y al final la grabó Siempre Así... trascendió".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento