Pablo Casado
El presidente del PP, Pablo Casado, en un mitin en Ávila. EFE

El presidente del PP, Pablo Casado, ha asegurado este domingo que su partido "desbloqueará la situación si Pedro Sánchez nos quiere llevar a nuevas elecciones".

"Nuestro compromiso, pase lo que pase, es estabilidad y desbloqueo; si Sánchez nos quiere llevar a elecciones, que todo el mundo sepa que el PP desbloqueará la situación, como siempre ha hecho", ha dicho durante la apertura del curso político de la formación 'popular', en un acto que se ha celebrado en Ávila.

"Nuestra responsabilidad será unir en torno al PP a todos aquellos que quieren unida a España", ha añadido.

Durante su discurso, Casado ha indicado que "el PP ya está trabajando para cualquier posibilidad", es decir, ante unos nuevos comicios o un acuerdo del PSOE con Unidas Podemos.

Pero, en cualquier caso, ha dejado claro que la formación no desea que los ciudadanos vuelvan a las urnas. "Yo no sé si va a haber elecciones generales, pero para que no quede ninguna duda, el PP no quiere elecciones generales", ha señalado Casado, a pesar de que, a su juicio, "reforzaría estratégicamente" el papel del PP.

"En España no debe haber elecciones, sería una tomadura de pelo —ha insistido el líder del PP—, pero estamos preparados para que, decida lo que decida Sánchez, estemos en condiciones de volver a liderar este país, el PP ya está trabajando para cualquier posibilidad".

En este sentido, ha alabado a Mariano Rajoy cuando se vio obligado a convocar nuevas elecciones. "En 2016 propuso una gran coalición al PSOE que rechazó y un acuerdo con Cs que fue insuficiente", ha recordado, por lo que se repitieron los comicios porque "no hubo suma aritmética", justo "lo contrario" de lo que sucede actualmente con el PSOE.

"Y no nos van a encontrar", ha sostenido Casado con respecto a apoyar a los socialistas para llegar a un acuerdo de Gobierno, pues es "incompatible" con el PP.

El líder de los 'populares' ha defendido que el PP es una formación "moderada" y "centrista" porque habla con derecha e izquierda e incluso puede reunirse con gente que les "insulta" y que desea que desaparezca de la política.

La seguridad, la inmigración y la unión nacional

Durante su discurso, Casado ha criticado los "tres meses de incertidumbre" en los que lleva sumida España, "con un presidente del Gobierno que quiere estar en funciones y que utiliza el presupuesto de los españoles para financiar campañas electorales".

En su opinión, "conforme pasan las semanas la situación empeora", como es el caso de la seguridad, la inmigración y la unidad nacional.

"Tenemos que reclamar que se pueda ir por Barcelona sin que te acuchillen por la calle", ha apuntado con respecto a la crisis de seguridad en la ciudad condal, mientras que sobre inmigración, ha lamentado que los alcaldes de ciudades costeras tengan que "estar pendientes de tuits" de la próxima "oleada de inmigración ilegal".

También ha destacado el "ultraje" a los agentes de la Guardia Civil en Navarra, donde se ha vuelto a homenajear a los "terroristas" de Alsasua y que "la posición territorial no ha mejorado". "Torra ha dicho que 'hay que apretar al Estado", ha concluido.

Asimismo, ha anunciado que el PP convocará una Convención Económica para plantear "qué proyecto tiene para el día a día de los españoles, para generar empleo, oportunidades, financiar asuntos sociales y pensiones, bajar impuestos y atraer inversión internacional".

Casado ha hecho estas declaraciones en un acto junto a la Muralla de Ávila para abrir el curso político, en el que han intervenido los presidentes autonómicos de Castilla y León y la Comunidad de Madrid, Alfonso Fernández Mañueco e Isabel Díaz Ayuso, además del presidente provincial de Ávila, Carlos García.