En un comunicado, el sindicato ha informado de que ha expresado este apoyo de forma personal a este agente que a"ctuó de manera adecuada y proporcionada ante la situación que se produjo".

El responsable del sector de Administración Local de CSIF Córdoba, Enrique Luque, ha señalado que la actuación del policía local "se desarrolló en la más estricta aplicación de la legítima defensa producida por la actitud amenazante del animal".

"Su intervención está ajustada a los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad marcados en la Ley Orgánica 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad", ha subrayado el dirigente sindical, quien también recuerda que el agente cuenta "con una dilatada experiencia profesional y con un expediente personal impoluto durante sus más de 25 años de servicio".

Desde CSIF se informa de que los funcionarios de la Policía Local de Córdoba reciben diariamente muchas llamadas con denuncias por la presencia en la vía pública de animales potencialmente peligrosos sin los adecuados mecanismos de prevención. Estas actuaciones son llevadas a cabo por la Unidad de Medio Ambiente, a la que pertenece el agente.

"Se trata de unas intervenciones con una gran peligrosidad debido a que la respuesta de estos animales puede ser letal, lo que en este caso se suma el número de perros que rodearon al profesional en ese momento", ha recalcado Luque.

El máximo responsable del sector de Administración Local de CSIF Córdoba considera "totalmente injustificadas" las críticas vertidas desde algunas organizaciones ecologistas al funcionario policial y les recuerda a estos colectivos que "el derecho no puede ceder ante lo que es injusto".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.