ANTONIO BANDERAS
Antonio Banderas, en el Festival de Cannes de 2019. GTRES

No hace falta siquiera decir su nombre: su solo rostro ya hace que todo el mundo sepa de quién estamos hablando. Incluso oír en la cabeza cómo habla. Y hacer un repaso de toda su filmografía o por su ingente cantidad de premios (a los que sumar los que consiga por su interpretación en Dolor y Gloria más allá de la Palma a a mejor interpretación este año en el Festival de Cannes) es algo más digno de IMDb o Wikipedia.

Antonio Banderas no es uno de los españoles preferidos por los ídem por nada, sino por su capacidad para haber triunfado en un nicho cerrado como Hollywood sin olvidar sus raíces, porque siempre vuelve (sobre todo en Semana Santa que, aunque él se haya declarado agnóstico en la revista People, siempre carga en procesiones).

Su carisma arrollador, su sinceridad sin edulcorantes y su cercanía con sus seguidores han hecho de él una de esas marca España que tanto gustan ya sea en el extranjero como en nuestro país (viral se hizo su vídeo explicando en inglés diversas expresiones andaluzas).

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Antonio Banderas (@antoniobanderasoficial) el15 Jun, 2019 a las 4:43 PDT

Hijo de una maestra de instituto, Ana Bandera Gallego, y un policía, José Domínguez Prieto, José Antonio Domínguez Banderas (su nombre artístico se lo sugirió su gran amigo Pedro Almodóvar) nació el 10 de agosto de 1960 en Málaga, en el antiguo hospital 18 de Julio, en el barrio de La Caleta. Tiene un hermano menor, Francisco Javier.

A los 14 años, aunque ya actuaba en una escuela de teatro, su sueño era ser futbolista profesional. Sin embargo, una posterior fractura en el pie le hizo olvidar el plano deportivo y matricularse en Arte Dramático.

Se trasladó a Madrid en plena Movida y actuó en pequeños espacios hasta que el director manchego le fichó para Laberinto de pasiones. Después de eso, como se suele decir, el resto es historia.

Tras convertirse en uno de los actores más cotizados en nuestro panorama, dio el salto internacional (aunque apenas sabía inglés y actuaba fonéticamente) y volvió a conseguirlo: su fama de latin lover a lo Rodolfo Valentino (aunque ya había tenido que rechazar a Madonna) y papeles que, aunque le encasillaron, bien escogidos, demostraron que se podía ser pionero en eso de cruzar el charco y triunfar (le seguirían Penélope Cruz o Javier Bardem).

Ha hecho de todo: desde musicales (Evita) hasta películas de acción (La máscara del Zorro) o animación (el Gato con Botas en la saga Shrek). También es director (El camino de los ingleses) y fundó su propia productora, Green Moon (en español, Luna verdellamada así por uno de sus autores favoritos, Federico García Lorca).

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Antonio Banderas (@antoniobanderasoficial) el4 Ago, 2019 a las 4:12 PDT

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Antonio Banderas (@antoniobanderasoficial) el25 Jul, 2019 a las 12:59 PDT

Su vida amorosa

Antonio Banderas estuvo casado, desde el 27 de julio de 1987 hasta 1996, con la actriz Ana Leza, compañera de reparto en Mujeres al borde de un ataque de nervios. Leza dejó la interpretación, aunque sigue viviendo de los ingresos que dan las películas que protagonizó Banderas durante su matrimonio (a ella le corresponde el 50%), pues ese fue el acuerdo al que llegaron al casarse en régimen de gananciales.

Pero en 1995, el actor malagueño había conocido a Melanie Griffith en el rodaje de Two much, de Fernando Trueba. Se casaron el 14 de mayo de 1996 y él ha llegado a decir que ya la admiraba antes de haberla conocido.

La pareja, que se hizo un hueco en Hollywood, por su longevidad y su escasez de excesos, duró hasta el 4 de diciembre de 2015, con una separación que había comenzado cuando ella pidió el divorcio el 6 de junio de 2014 alegando diferencias irreconciliables.

Ambos tuvieron una hija, la única del actor (mientras que Griffith ya tenía a Dakota Johnson y Alexander Bauer de dos matrimonios anteriores), a la que llamaron Stella de Carmen y que sale con Eli Meyer.

Actualmente, mientras trabaja en sus nuevos proyectos, donde dará vida a gente tan distinta como Ferruccio Lamborghini, el creador de la marca de coches, o a Dios, sale con la empresaria alemana Nicole Kimpel y se cuida más, tras el infarto que sufrió el 26 de enero de 2017 (aunque hoy en día lo agradezca).

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Antonio Banderas (@antoniobanderasoficial) el23 May, 2019 a las 2:02 PDT

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Antonio Banderas (@antoniobanderasoficial) el5 May, 2019 a las 1:56 PDT