El trabajador de la empresa de gestión de residuos que subió a las redes sociales un vídeo en el que lanzaba una nevera por un barranco, ha sido despedido y, además, tendrá que hacer frente a una multa de 45.000 euros.

Así lo ha explicado la Asociación Unificada de Guardias Civiles después de que agentes del Seprona, el servicio de protección de la naturaleza del cuerpo armado, lograran identificar rápidamente al infractor.

Una hija del dueño de la empresa de gestión de residuos también ha confirmado el despido del trabajador, en declaraciones al programa Espejo Público: "Él entró a trabajar hace dos meses, ha incumplido las normas del establecimiento y ha sido despedido".

La Guardia Civil, no obstante, ha denunciado también a la empresa por un posible delito medioambiental. Después de realizar una inspección en sus instalaciones, situadas en la localidad de Olula del Río (Almería), los agentes encontraron unas 50 lavadoras almacenadas en el patio exterior de un almacén entre vegetación seca, así como unos 20 frigoríficos bajo techo, todos sin haber sido eliminados.

Constataron, asimismo, como en el interior de la empresa no existía ningún contenedor para depositar electrodomésticos y los propietarios no fueron capaces de aportar ningún justificante de entrega de residuos a un gestor autorizado durante diez años de actividad. La investigación sigue en marcha.

Consulta aquí más noticias de Almería.