Donna Ferrato. International Women's Day's March. Madrid. 03.08.2019
Donna Ferrato. International Women's Day's March. Madrid. 03.08.2019 © Donna Ferrato DONNA FERRATO

Corría el año 1982 cuando Donna Ferrato (Massachusetts, 1949), mientras trabajaba como fotoperiodista en el proyecto Rich Suburban Couples, fue testigo de un violento suceso que terminaría por cambiar radicalmente el devenir de su propia carrera profesional. Ante su atónita mirada, un hombre bajo los efectos de las drogas le propinaba una paliza a su mujer. Este hecho le marcaría profundamente y le motivó para iniciar su propio proyecto fotográfico para documentar la violencia de género.

Durante los diez años siguientes pasaría gran parte de su tiempo en centros de acogida, viviendo con parejas en sus casas y acompañando a la policía que asistía en sucesos relacionados con la violencia doméstica. El resultado de todo aquel trabajo se recogería en el fotolibro Living with the Enemy (Viviendo con el enemigo) del que se vendieron casi medio millón de copias.

A pesar de llevar cuatro décadas denunciando y concienciando con sus fotografías, Ferrato reconoce que en lo concerniente a la violencia machista nada ha cambiado e, incluso,"ha ido a peor"; y reivindica que las mujeres deben "hablar y compartir, es fundamental para esta lucha contra, llámalo como quieras, patriarcado, misoginia o machismo".

La cruzada que emprendió en los ochenta para denunciar la violencia contra las mujeres se materializa estos días en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde puede verse la exposición Holy (sagrado en español) compuesta por fotografías que forman parte del libro del mismo título que publicará la editorial PowerHouse y en el que la propia artista ha escrito cada leyenda con su puño y letra. Una muestra que forma parte de la sección oficial de PHotoEspaña - festival que le ha concedido este año su máximo galardón- y que ilustra estos 40 años de trayectoria en pro de la igualdad de género y la revolución sexual.

En esta retrospectiva aparecen mujeres que han sufrido malos tratos, otras que se recuperan de sus lesiones, supervivientes que han rehecho sus vidas, manifestantes y escenas de mujeres que apoyan entre ellas. Entre las imágenes hay un guiño a España, ya que la artista ha incluido una foto de una de las marchas celebradas en Madrid con motivo del Día de la Mujer: "Las mujeres tienen que cabrearse, mover el culo y luchar por sus derechos".

Holy, abierta al público hasta el 22 de septiembre, hace referencia al concepto sagrado de los derechos de las mujeres -"Nadie puede decirte qué hacer con tu cuerpo, eso es sagrado"- y es también un homenaje "al espíritu inquebrantable de todas las mujeres".

Además, dentro del Festival OFF de PHotoEspaña la galería de La Fábrica acoge otra exposición de la autora: TriBeCa, compuesta por fotografías de este barrio neoyorquino, tomadas desde 1997 hasta la actualidad, que muestran las distintas tipologías de paisajes y personajes que conviven en este vecindario.

Esta zona, traumatizada por los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 y golpeada con fuerza en 2012 por el huracán Sandy, ha sabido rehacerse y recuperar su espíritu, renaciendo de sus cenizas y convirtiéndose de nuevo en una de las zonas más inquietas de la ciudad. La muestra puede visitarse hasta el próximo 4 de agosto.