La valedora do Pobo, Milagros Otero, en la Comisión de Peticións
La valedora do Pobo, Milagros Otero, en la Comisión de Peticións EUROPA PRESS - Archivo

De este modo, horas después de la entrada del escrito de Otero en el registro de la Cámara, el presidente del Legislativo, Miguel Ángel Santalices, hace efectiva la renuncia de Otero, que se produce casi cuatro meses después del fallo del Tribunal Supremo que ratificó la nulidad del nombramiento en la institución de una sobrina de Manuel Fraga y hermana del portavoz parlamentario del PPdeG.

Una vez declarada la vacante en el cargo de valedor do Pobo, la ley del Alto Comisionado del Parlamento de Galicia contempla que debe iniciarse, en un plazo no superior a un mes, el procedimiento para la elección un nuevo valedor.

En concreto, debe ser la comisión de peticiones la que efectúe una propuesta para, a partir de ahí, sea debatida en el Pleno de la Cámara gallega.

VALEDOR ADJUNTO

Otro de los supuestos que señala la ley es que la Comisión de Peticiones pueda acordar por mayoría simple, en tanto no se cubra la vacante, el desempeño de las funciones del Valedor do Pobo por su adjunto, de forma interina. Así ocurrió tras la dimisión de Benigno López, quien fue sustituido por el vicevaledor Julio José Fernádez, que ejerció unos tres años el cargo de forma interina.

Con todo, no se prevé que este caso se materialice, toda vez que, en su primer escrito de renuncia, Milagros Otero vinculaba su renuncia a que los grupos acordasen su relevo y el de su 'número dos' en la institución, Pablo Cameselle (propuesto por el PSdeG).

Al respecto, la propia institución, ha confirmado a Europa Press que, tras la marcha de Otero, todos los trámites recaen por el momento en el valedor adjunto pero simplemente a efectos "puramente administrativos".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.