Sánchez Galán
Sánchez Galán.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, es el directivo español que más dinero recibió de su empresa en 2007, 16 millones de euros, o lo que es lo mismo, 43.835 euros al día, 1.826 euros cada hora. No obstante, no fue el mejor pagado por una empresa española, puesto que el consejero de Telefónica Peter Erskine, británico, percibió casi el doble, 30 millones, según una información publicada hoy por El País.

 

Los cuantiosos emolumentos de estos directivos, que en un día llegan a ganar más que muchos españoles en un año, incluyen sueldo, bonos y premios por objetivos cumplidos.

Junto a ellos, el reportaje, basado en las memorias de las propias empresas depositadas en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, destaca los 9,6 millones que percibió el vicepresidente y consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, casi el doble que lo que ganó el presidente de la entidad, Emilio Botín; los 5,1 millones que obtuvo el presidente del BBVA, Francisco González, y los 3,5 millones de Ana Patricia Botín, única mujer que preside una empresa del Ibex 35 (Banesto).

El ex presidente de Endesa y actual diputado del PP Manuel Pizarro obtuvo unos 10 millones, según cálculos de El País, aunque la cifra exacta no se conoce porque la empresa no ha especificado el reparto de las indemnizaciones de 22,3 millones de euros que pagó a sus directivos.