Eusebio Robles ha prometido su cargo como nuevo delegado de la Junta en Guadalajara
Eusebio Robles ha prometido su cargo como nuevo delegado de la Junta en Guadalajara EUROPA PRESS

Visiblemente nervioso y emocionado y ante la presencia, entre otros, de la consejera portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, y del presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, Robles ha asegurado que no cesará en esfuerzos con el fin de lograr que Guadalajara sea una ciudad mejor para vivir "porque se merece el mejor de los futuros" y se ha mostrado "empeñado en conseguirlo".

"Llego con ganas de trabajar para mejorar la vida de las personas, consciente de que hay distintas zonas que tienen necesidades diferentes", ha señalado el nuevo delegado de la Junta tras aseverar que destinará también gran parte de sus esfuerzos a la mejora de las nuevas tecnologías, las vías de comunicación y al acercamiento de los servicios públicos a todos los municipios.

Las despoblación es para Robles también un objetivo contra el que hay que luchar y para eso -ha dicho- hay que trabajar para que quien quiera seguir viviendo en los pueblos lo pueda hacer en las mejores condiciones.

Para el nuevo delegado, Guadalajara es una provincia "única", con necesidades específicas marcadas, entre otras y razones, por tener más de 300 núcleos de población; una provincia que compagina un Corredor Industrial activo con áreas de poca población que se asemejan a Laponia y que forman parte de la España vaciada."Estoy aquí para trabajar por la necesidades de todos y avanzar sin que nadie se quede en el camino", ha señalado.

Para Robles, la igualdad es otra cuestión en la que hay que trabajar y para que "no quede ni un resquicio por el que se pueda colar la violencia machista"; quiere mirar hacia adelante y, en este aspecto, ha señalado que ahí están grandes proyectos como el Campus Universitario o el hospital, sin olvidarse de la creación de empleo y de la importancia de poner manos a la obra para hacer una región más limpia.

LA IGUALDAD "DEBE RETRATAR" AL EJECUTIVO

Por su parte, la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha señalado que, precisamente, la igualdad es lo que "debe retratar" este ejecutivo en todos los ámbitos y ha instado a Robles a encomendarse en esa labor para "intentar" que la desigualdad vaya desapareciendo día a día en la provincia de Guadalajara.

"Esa es la misión social que da sentido y que hace que las políticas del Gobierno regional estén más cerca", ha subrayado dirigiéndose al nuevo delegado e insistiendo en que la colaboración de la Junta con todos debe ser "leal y sin sectarismos para poder demostrar que la clase política está a la altura de la ciudadanía".

En su intervención ha señalado también que esta legislatura debe ser la "del esfuerzo compartido" y que aunque hay una situación económica "razonable" en la región, no es un contexto de bonanza y, por eso, hay muchos retos que afrontar aún.

"Guadalajara se merece todo el compromiso y la cercanía que seas capaz de darle", ha señalado Fernández con la vista puesta en Robles, a lo que ha añadido hay que seguir luchando para que un trabajo permita llegar a fin de mes "dignamente" y que quien quiera quedarse en una zona rural, pueda hacerlo porque las oportunidades son las mismas porque, "pluralidad no debe ser sinónimo de desigualdad, dependiendo de donde viva uno", ha incidido.

Ha instado al nuevo delegado a mantener una "escucha activa" como seña de identidad en su labor diaria y a que ponga a las personas por delante de todo, sin olvidarse tampoco de que sus decisiones deben tener "alma", ha manifestado.

Por último, ha recordado los grandes proyectos del Gobierno regional en la provincia, entre ellos, el Hospital Universitario, que según ha avanzando, el desarrollo de los trabajos alcanza ya el 65 por ciento, y con respecto al Campus ha afirmado que "será una realidad esta legislatura".

También ha estado en la toma de posesión el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero; el alcalde de la capital, Alberto Rojo; el presidente de la Diputación, José Luis Vega, y otros cargos políticos, civiles, militares y eclesiásticos, así como familiares y amigos.