Policía Municipal Madrid colegios
La Policía Municipal de Madrid vigilando a un grupo de adolescentes en el distrito Centro. JORGE PARÍS

Un despliegue de policías tomará el centro de la ciudad. A partir de este lunes los 98 nuevos agentes que se incorporan a las práticas destinarán su tiempo a patrullar el distrito Centro de Madrid, donde el Ayuntamiento implantará un plan de choque, que centrará sus actuaciones en el barrio de Lavapiés.

Así lo anunció la delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, quien adelantó que además "utilizarán las unidades de apoyo a la seguridad para que tengan presencia más permanente en los puntos donde se están produciendo más delitos, concretamente el Barrio de Bella Vistas y el Puente de Vallecas".

Estos barrios de la periferia son, junto a Lavapiés, los puntos con más delincuencia de la ciudad. Por este motivo, la Junta de Gobierno aprobó este jueves el inicio de la tramitación para que se instalen las cámaras de seguridad en Puente de Vallecas y en Bella Vistas (Tetúan) para lo que se destinarán un millon de euros en cada zona.

"Es un proyecto altamente demandado por los vecinos de estas zonas que ha estado paralizado durante casi tres años", apuntó Sanz. Tras la aprobación en la Junta, la iniciativa tendrá que pasar por el Pleno antes de su aprobación definitiva.

Aunque la instalacion de cámaras no sea inmediata– se estima que estarán en funcionamiento en el verano de 2020– va a favorecer a que haya "una mejora en la convivencia", añadió el equipo municipal. Además de Tetúan y Vallecas, el Ayuntamiento estudia otras zonas: "Las cámaras se extenderán a barrios con demanda vecinal". Por ejemplo, los vecinos de Lavapiés, pese a que ya tienen cámaras en su barrio, han pedido al equipo de Almeida que amplíe los dispositivos y arregle las antiguas.

Madrid por tanto estará más vigilada. Una decisión que el alcalde José Luis Martínez-Almeida considera necesaria, en especial en los barrios más inseguros. "Ha habido problemas de convivencia cuando no de seguridad en Bellas Vistas, Tetuán y Lavapiés". Aunque según el alcalde, que se encontraba acompañado por el portavoz del PP en el Consistorio de Barcelona Josep Bou, es un problema histórico y heredado de la anterior etapa de gobierno: "La izquierda radical incendió Lavapiés, en Bellas Vistas y Vallecas hubo incidentes muy graves; hemos tomado la decisión de que en aquellos barrios donde se han constatado problemas de convivencia, que pueden terminar en problemas de seguridad es más que razonable enviar esas unidades de seguridad para que tengan una presencia en la calle", indicó.

Con estos proyectos el nuevo equipo promete "garantizar convivencia y seguridad" de los vecinos de Madrid y "parar el proceso de degradación de la convivencia que se había iniciado en la capital hace cuatro años".

Consulta aquí más noticias de Madrid.