Exposión Sorolla, Casa de Lis, Salamanca
La exposición muestra al Sorolla más desconocido. DAVID ARRANZ /ICAL

El Museo de la Casa Lis de Salamanca acoge hasta  el 1 de junio 47 obras del artista valenciano Joaquín Sorolla en las que retrató los paisajes de las dos castillas. Según el comisario de la muestra, Florencio Santa-Ana, el visitante no apreciará ninguna diferencia en cuanto a la técnica del artista con sus obras más características que tienen el mar de fondo, sin embargo, el autor en su visita a la región encontró cielos nublados y, por ese motivo, los cuadros suelen ser "de paleta más reducida".

La temática de la exposición muestra a un Sorolla distinto, de paleta más reducida

Aun así, explicó, "en Castilla también recoge la luminosidad y sobre todo la primera parte es muy Sorolla", ya que la segunda son estudios preparatorios para obras posteriores, sin terminar, que luego llevaba al gran lienzo.

Como anécdota explicó que el artista viajó a la localidad salmantina de La Alberca, con la mala suerte de que no dejó de llover durante toda su estancia, algo que lamentaba en las cartas que enviaba a su mujer.
El comisario avanzó que la muestra se divide en dos grandes bloques, separados por las fechas en las que se interesó por Castilla y León y Castilla-La Mancha y que van de 1902 a 1913, momentos en los que retrató paisajes castellanos, pero también monumentos, como la catedral de Burgos o retratos de los castellanos de la época.

Asimismo recordó que su atracción por esta temática comenzó con sus viajes a León, donde alternó el paisaje con escenas costumbristas y el retrato, teniendo especial interés en esta época el cuadro ‘Interior de la Catedral de León´.

Es a partir de 1906 cuando el pintor valenciano recorrió otras provincias de Castilla, como Segovia, Toledo, Ávila y Burgos, por su amistad con el artista Aureliano de Beruete.

Tal y como resaltó, es gracias al encargo de The Hispanic Society of America para que decorara la biblioteca de la institución que representa las provincias de España, cuando regresó en 1911 a Salamanca y a otros puntos de la región.

Éxito de público 

Por su parte el responsable de Cultura y Educación de la Obra Social de Caja Castilla-La Mancha, Javier Moreno, resaltó el éxito de la exposición a su paso por Valladolid, donde la visitaron más de 30.000 personas y 100 grupos guiados. Moreno destacó que "es una exposición singular, especial, por tratarse de un Sorolla menos conocido".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SALAMANCA