Francisco Salado, reelegido presidente de la Diputación de Málaga.
Francisco Salado, reelegido presidente de la Diputación de Málaga. ÁLEX ZEA/EUROPA PRESS

Salado, apoyado por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno; el consejero de Presidencia, Administración Pública e Interior y expresidente de la institución provincial, Elías Bendodo; el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez; el presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano García, entre otras autoridades; ha agradecido el respaldo y ha asegurado que gobernará "con todos y para todos, nunca desde el yo sino desde el nosotros".

En su intervención, ha anunciado la creación de una delegación para luchar contra la despoblación encargada de coordinar e implantar todas las políticas en esta materia y al servicio de los pueblos más pequeños de Málaga; comprometiéndose a reunirse, en el menor tiempo posible, con los 103 alcaldes; empezando por los 17 de localidades de meneos de 500 habitantes.

Ha subrayado que la institución tendrá como "aliado" estos cuatro años a la Junta de Andalucía, con un gobierno de PP y Cs, como en esta institución, abriéndose una "gran oportunidad para acometer los grandes proyectos pendientes", teniendo como reto luchar contra la despoblación rural y trabajando para mejorar la movilidad, el transporte público y "sin renunciar al tren de la Costa del Sol".

La Diputación, ha resaltado, tiene la "responsabilidad de convertirse en altavoz de los problemas de los municipios y de defender los intereses de la provincia", recordando la situación ferroviaria en el interior, la despoblación rural, el incremento poblacional en el litoral, la necesidad de acabar con la brecha digital, etcétera.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá, que se estrena en el cargo y en la institución, ha tendido la mano a todos los partidos políticos, incidiendo en que el objetivo de su formación es muy claro: "el beneficio y el bienestar de la ciudadanía".

Tras felicitar a Salado y al PP, "la fuerza con mayor representación en la Diputación", y su trabajo en el mandato anterior, ha incidido en que aún "hay cosas que mejorar y para eso está Ciudadanos", que pondrá el foco "en los municipios más pequeños y en que la ciudadanía tenga más voz", abriendo las puertas "a todos los alcaldes".

MANO TENDIDA

El portavoz del PSOE, José Bernal, que se ha presentado como candidato, ha hecho hincapié en que los socialistas gobiernan en 52 municipios de los 103 tras unos comicios donde es el "único grupo que ha aumentado su representación en la provincia".

"Somos un partido de gobierno y con esa vocación vamos a actuar en esta institución y asumiremos el papel de oposición constructiva", ha indicado. No obstante, ha agregado, no renuncian a construir "posibles mayorías para lograr consensos relevantes para la provincia".

Por su parte, la portavoz de Adelante, Teresa Sánchez, ha indicado que el acuerdo de PP y Cs hace "más retrógada y desigual" la Diputación y ha augurado una provincia "más desigual", aunque ha añadido que la confluencia de IU y Podemos tendrá "una actitud responsable y constructiva". "Defenderemos nuestras propuestas de mejora para la provincia, tendiendo la mano al diálogo y al acuerdo para avanzar en participación, igualdad, solidaridad y más sector público", ha sostenido en su intervención.

El portavoz del PP, Francisco Oblaré, ha pedido a la Corporación hacer "política con mayúsculas, para la provincia, que nos necesita", instando a "no perder el tiempo ni a hacer perder el tiempo a los ciudadanos". "Vamos a remangarnos y a trabajar por Málaga, hagamos que la Diputación sea un instrumento útil, moderno, eficaz y saneado", ha enfatizado.

También ha apostado por que este sea el mandato del diálogo "con nuestros compañeros de viaje -en referencia a Cs-; con la oposición, con los alcaldes, sean del signo que sean; y con los vecinos de la provincia", abogando por una Málaga "más verde, más igual, más poblada en su interior y mucho más humana".

El vicepresidente primero de la Diputación de Málaga será el diputado provincial de Ciudadanos Juan Carlos Maldonado, quien antes del inicio de la sesión plenaria ha indicado que aún desconocía qué responsabilidades tendrán él y Cassá. Tras el acuerdo de gobierno, la formación naranja se hace cargo de Desarrollo Económico y Productivo -con las marcas Sabor a Málaga y Málaga de Moda-, Empleo y Formación, Educación, Deportes y Juventud.

((HABRÁ AMPLIACIÓN))

Consulta aquí más noticias de Málaga.