El presidente de Estados Unidos, Donald Trump
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante un anuncio en la Casa Blanca. EFE / Michael Reynolds

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha confirmado este viernes que su Gobierno iniciará este domingo redadas masivas en diez ciudades del país para deportar a "miles" de indocumentados, y ha apuntado que planea visitar en algún momento un centro de detención para inmigrantes.

En declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca, Trump ha respondido afirmativamente cuando le han preguntado si es cierto que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) empezará sus redadas este domingo, como adelantaron este jueves varios medios de comunicación.

"Es una operación enorme, si se ha filtrado que va a comenzar no pasa nada, empieza el domingo, y vamos a sacar de aquí a miles (de indocumentados)", ha asegurado Trump antes de emprender un viaje a Wisconsin y Ohio.

"Tengo una obligación de hacerlo (...). Si entran ilegalmente, se van fuera", ha subrayado.

Priorizar o no la deportación de inmigrantes

Preguntado por si no sería mejor priorizar la deportación de inmigrantes con historial criminal en lugar de centrarse en familias sujetas a órdenes de deportación, que son el objetivo principal de estas redadas, según los informes de prensa, Trump ha sido ambiguo.

El presidente estadounidense ha matizado que siempre se centran todo lo que pueden "en los criminales antes de hacer nada más". "A los miembros de MS13 los estamos deportando de miles en miles", ha defendido.

"Buscamos específicamente a maleantes, pero no puede ser que la gente entre en nuestro país sin superar un proceso (...). Si la gente entra a nuestro país ilegalmente, pues les expulsamos legalmente. Es muy sencillo", ha agregado.

Según los funcionarios consultados por el diario The New York Times, el ICE buscará primero a unos 2.000 inmigrantes que ya han recibido órdenes de deportación y que, en algunos casos, no se presentaron a las audiencias en los tribunales de inmigración.

La operación se centrará en las ciudades de Nueva York, Miami (Florida), Houston (Texas), Los Ángeles y San Francisco (California), Chicago (Illinois), Atlanta (Georgia), Nueva Orleans (Luisiana), Baltimore (Maryland) y Denver (Colorado), de acuerdo con fuentes oficiales citadas por la cadena de televisión CNN.

Ya canceló una operación similar hace tres semanas

Trump ya amenazó hace tres semanas con lanzar la misma operación, pero la detuvo un día antes de su comienzo para dar una "oportunidad" a los demócratas de negociar con él un cambio en el sistema de asilo en el país.

Ante la falta de diálogo con los demócratas sobre ese tema, demasiado complejo como para negociarlo en dos semanas, el mandatario anunció que las redadas comenzarían poco después del festivo del 4 de julio.

Trump ha vuelto a tachar este viernes de "falsos" los informes de prensa que describen condiciones insalubres en los centros de detención de inmigrantes en la frontera, a pesar de que analistas de su Gobierno han confirmado problemas de hacinamiento en esas instalaciones.

EL presidente estadounidense ha recordado que el vicepresidente Mike Pence visitará este viernes un centro de detención para inmigrantes en McAllen (Texas) y, al ser preguntado si él planea hacer lo mismo en algún momento, respondió: "Sí, iré".

"Pero he visto (lo que ocurre allí), y que (la congresista demócrata Alexandria) Ocasio(-Cortez) diga que están bebiendo de inodoros, eso se lo ha inventado", ha afirmado.