Según ha informado la Vicepresidencia de la Xunta en un comunicado, los agentes tuvieron conocimiento de que una mujer había sido agredida por su expareja, que contaba con una orden de alejamiento.

"Como resultado de la agresión, la víctima tuvo que recibir asistencia médica en los servicios de urgencias por heridas en los brazos y en las piernas", han añadido las mismas fuentes.

A raíz de lo sucedido, la Policía Autonómica estableció un dispositivo de búsqueda, que llevó a la detención del hombre, de 55 años. Tras su arresto, ha sido trasladado a la Comisaría de la Policía Nacional de Ourense, donde se ha instruido el atestado policial, y ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción Número 3 de Ourense.

El agresor ya había sido detenido por quebrantar una orden de alejamiento en enero de 2018, por la que fue condenado a cinco meses de prisión, pena que quedó en suspenso con la condición de que no se acercara ni comunicara con su expareja durante dos años, han indicado las mismas fuentes.

Consulta aquí más noticias de Ourense.