El juego del ángel - Carlos Ruíz Zafón
Ejemplar de 'El juego del ángel', de Carlos Ruiz Zafón. JORGE PARIS
Tan importantes como la sugerente trama, lo son los personajes en El juego del ángel, la nueva novela de Carlos Ruiz Zafón. Verdaderos roles complejos cuyas historias
se entrecruzan constantemente, y no sólo en este volumen, sino también en relación con La sombra del viento, del que el autor rescata a algunos de vital importancia.

En 20minutos.es te estamos contando hoy, en exclusiva, todos los detalles de El juego del ángel, dos días antes de que la novela esté definitivamente en las librerías de toda España. Ya te hemos hablado de su creador y también de la apasionante historia que nos cuenta. Ahora, te presentamos a los protagonistas principales, uno a uno.

LOS PERSONAJES, UNO A UNO

- Barcelona: la importancia de la ciudad en el reparto de papeles es indiscutible. Ella fue protagonista en La sombra del viento y lo será en los dos próximos libros de la tetralogía. Gótica y misteriosa, así es como la pinta Ruíz Zafón, que comienza este relato en 1917.

Escribe relatos y se imagina a sus personajes como si fueran reales
- David Martín: comparte el amor por los libros de su antecesor, Daniel Sempere, el hijo del librero. Al comienzo de la novela tiene 17 años, y trabaja en La voz de la industria, un diario de la Ciudad Condal. Vive, al principio, con su padre en un ático "suspendido en las obras del Palau de la Música". Escribe relatos y se imagina a sus personajes como si fueran reales, como a Chloé Permanyer, la protagonista de Los misterios de Barcelona, su primer escrito por entregas.

- El padre de David: violento y drogadicto, luchó en la guerra de las Islas Filipinas. A su vuelta, su mujer, la madre de David, le abandona. Como no tenía oficio alguno, pidió un puesto de vigilante nocturno en La voz de la industria. Eso servirá, entre otras cosas, para que su hijo consiga un empleo en la redacción.

- Pedro Vidal: el padrino literario de David. Trabaja también en el periódico, escribiendo una columna semanal de sucesos, y es amigo del editor. Vive en Villa Helius, en el barrio de Pedralbes, y tiene una buena posición económica. Como literato, es mediocre, y Martín tendrá que echarle una mano con la novela que se ha propuesto escribir.

- Don Basilio: es el director de La voz de la industria, y será quien le de la primera oportunidad como escritor a Martín. No le gusta "el uso generoso e indiscriminado de adverbios y adjetivos". Pero Vidal le convence para que permita a Martín publicar Los misterios de Barcelona en el diario.

- Andrea Corelli: el editor misterioso que persigue a David. Su tarjeta asegura que trabaja en Éditions de la Lumière, en París. Tienen la asombrosa capacidad de encontrar siempre al protagonista, en cualquier sitio; y lo sabe todo de él. Quiere que Martín escriba un libro para él, a cambio le ofrecerá algo que no podrá rechazar.

Su librería está situada en la calle Santa Ana de Barcelona
- Los Sempere (padre e hijo): personajes rescatados de La sombra del viento. En esta ocasión, el cabeza de familia será también quien lleve a Martín a un lugar inovidable por su misticismo literario, el cementerio de los libros olvidados. Su librería está situada en la calle Santa Ana de Barcelona. Otro librero de La sombra del viento, Gustavo Barceló, también es nombrado en la novela.

- Cristina Segnier: es la hija de Manuel, el chófer de Pedro Vidal. A pesar de sus primeras reticencias, acabará siendo algo más para Martín que una simple amiga.

- Isabella: joven adolescente que le pide un trabajo de ayudante a Martín, porque "es el único escritor" que conoce. También escribe, y el librero Sempere cree que tiene talento, por eso le anima a que hable con Martín.

- Víctor Grandes: inspector de policía. Martín le conocerá después del suceso fatal en el que se verán implicados los editores Barrido y Escobillas, para los que Martín trabaja durante una época de su vida.