Mujeres sacerdotes
Portada del libro de la investigadora Ally Kateusz donde defiende que el liderazgo de la mujer en la iglesias ha sido sistemáticamente ocultado por el Vaticano. Palgrave Macmillan

Los primeros sacerdotes de la historia del cristianismo eran mujeres. Es la tesis de partida de la doctora Ally Kateusz, investigadora del Wijngaards Institute for Catholic Research, que asegura que durante siglos, el Vaticano ha tratado de ocultar las pruebas de que en los inicios del cristianismo, el papel de la mujer era clave en el desarrollo de la religión. Sus conclusiones se han mostrado en un encuentro de la Sociedad Internacional de Literatura Pública, celebrado en la Universidad Gregoriana de Roma esta semana.

Según el Irish Independent, Kateusz asegura que las primeras representaciones artísticas de cristianos en un altar tenían a una mujer en el papel de sacerdotisas. Asegura incluso de que un antiguo mosaico hallado en Roma muestra a la Virgen María con el atuendo propio de obispo.

Kateusz sostiene que la Iglesia Católica ha intentado siempre ocultar esas manifestaciones artísticas, y que el papa Juan Pablo II fue uno de los principales opositores a la opción de que las mujeres pudieran ser ordenadas sacerdotisas del credo católico.

Miriam Duignan, portavoz del Wijngaards Institute, aseguró al Independent que "hay pruebas de que las mujeres ejercían como sacerdotisas en las principales iglesias de la Cristiandad".