La Guardia Civil del puesto de Carballo, en colaboración con el guardapesca de la cofradía de Caión ha detenido a estos presuntos furtivos por un delito contra el medioambiente.

Además, fueron intervenidos dos capazos repletos de percebes, que fueron trasladadas a las dependencias de la cofradía de Caión para su pesaje, con una cantidad de 62 kilogramos.

Así, se procedió a la detención de los autores para ponerlos a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Carballo. Los percebes incautados fueron entregados en el centro de la tercera edad del municipio.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.