De izquierda a derecha, Javier Leoz, párroco de San Lorenzo; Ana Díez Fontana, directora territorial de CaixaBank en Navarra; Carlos Ayerra, ecónomo del Arzobispado, y Óscar Insausti, Director de Instituciones de CaixaBank en Navarra.
De izquierda a derecha, Javier Leoz, párroco de San Lorenzo; Ana Díez Fontana, directora territorial de CaixaBank en Navarra; Carlos Ayerra, ecónomo del Arzobispado, y Óscar Insausti, Director de Instituciones de CaixaBank en Navarra. CAIXABANK

Se trata de un tipo especial de TPV contactless adaptado a las necesidades de la institución. Acepta donativos de la cantidad que desee el usuario hasta un máximo de 20 euros, independientemente de la entidad de la cual sea cliente y del tipo de tarjeta que tenga.

Además, el servicio tiene integrado el sistema Bizum, lo que hace posible efectuar donativos sin estar físicamente en la institución religiosa. El usuario puede encontrarse en casa o en cualquier otro lugar, y enviar igualmente su aportación a través de su móvil de forma sencilla, en pocos pasos y sin introducir números de cuenta.

Concretamente, para utilizar el servicio, el usuario tiene que acceder a la aplicación móvil CaixaBank Pay y, desde la opción Bizum, introducir el código 33422 (correspondiente a la Catedral de Pamplona) y el importe del donativo. La operación se realiza al instante, de forma totalmente segura, y el dinero llega a su destino en menos de cinco segundos. Este servicio, además de en la Catedral de Pamplona, estará próximamente disponible en la parroquia San Lorenzo.

Según expresó Ana Díez Fontana, directora territorial de CaixaBank en Navarra, "la instalación de 'cepillos digitales' demuestra cómo la llegada de nuevas formas de pago ya son habituales en nuestro día a día". "En CaixaBank queremos ayudar a que las instituciones religiosas avancen en las nuevas tecnologías para ofrecer más y mejores servicios", destacó.

El desarrollo tecnológico realizado por CaixaBank está pensado para que las instituciones religiosas puedan elegir el formato que mejor se adapta a sus necesidades.

Por un lado, pueden instalar la posibilidad de recibir solo los donativos móviles. En este caso, se recogen las aportaciones que los usuarios envían a través del servicio Bizum de su aplicación bancaria móvil, a cualquier hora y en cualquier lugar.

Por otro lado, las instituciones pueden disponer físicamente en la iglesia de un 'cepillo digital' con TPV contactless, lo que les permite recoger 'in situ' aportaciones realizadas con tarjeta, móvil o cualquier otro medio de pago digital.

También existe la posibilidad de combinar ambas opciones para poder ofrecer el 'cepillo digital' tanto dentro como fuera del lugar de culto.

CaixaBank espera extender este servicio a más de un centenar de instituciones de toda España a lo largo de 2019. Para contratarlo, las instituciones han de dirigirse a su centro de referencia de CaixaBank.

Consulta aquí más noticias de Navarra.