Según ha recogido la Policía Local en un comunicado, los hechos tuvieron lugar este jueves poco antes de las 20,00 horas, cuando un particular alertó de que dos ocupantes de una furgoneta habían tirado desechos en el monte vigués.

Aunque estas personas abandonaron la zona, el solicitante tomó nota de la matrícula del vehículo con el objetivo de trasladársela a los agentes para que pudiesen cotejarla en su base de datos.

Tras comprobar la presencia de los vertidos y contactar con el responsable de la empresa, le indicaron que debía retirar los desechos. Posteriormente, tres empleados de la compañía recogieron los materiales.

En otro orden de cosas, este fin de semana se multó con 10.000 euros a un local después de observar cómo se proporcionaba alcohol a jóvenes y comprobar que se trataba de menores de edad al solicitarles que se identificasen. Además, se cursó otra denuncia por no haber recogido la terraza a la hora estipulada.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.