Hoguera de Sant Joan
Hoguera de Sant Joan AJUNTAMENT BARCELONA/TWITTER - Archivo

Barcelona contará con 16 hogueras en la verbena de Sant Joan, noche en la que el Ayuntamiento pide a los ciudadanos disminuir los residuos que se generan en las playas, así como seguir los consejos de seguridad para evitar situaciones de riesgo innecesarias, especialmente en zonas cercanas a áreas forestales, como Collserola.

El comisionado de Ecología, Frederic Ximeno, y el jefe de la Unidad de Protección Civil del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento, Hèctor Carmona, han destacado en rueda de prensa este viernes que se han preparado servicios específicos tanto de Bombers de Barcelona como de la Guardia Urbana y los servicios de limpieza.

Recomendaciones con los petardos

Carmona ha dicho que han revisado 111 casetas de venta de petardos y han validado estas 16 hogueras -se han denegado dos-, que son menos que el año pasado, cuando quemaron unas 20 -en 2017 hubo unas 30, y en 2016 fueron 15-, y ha explicado que las condiciones exigidas para autorizar las hogueras son las mismas y que las variaciones entre años dependen de varios factores.

Ha pedido ser consciente de que un petardo es un explosivo y ha defendido consejos como dejar las ventanas y puertas de las viviendas cerradas, no acercarse a petardos que no han explotado -hay que esperar 30 minutos y ponerlos en agua- y no hacerlos explotar dentro de objetos como botellas.

Horario de limpieza de playas

Las playas se limpiarán a partir de las 6.30 horas -310 personas formarán el dispositivo específico de limpieza-, por lo que la Urbana empezará a desalojar el espacio sobre las 5.30, con el objetivo de que las playas estén listas para los bañistas entre las 10.00 y las 10.30 horas.

Reducción de residuos

Ximeno ha destacado que este año extienden la prueba piloto iniciada en 2018 en dos playas a todas las de la ciudad, en las que colocarán por primera vez papeleras específicamente para envases, el tipo de residuo más recogido en la verbena: se pondrán 2.000 de este tipo, y 500 para recoger otros residuos.

Habrá también 84 contenedores adicionales con el objetivo de reducir los residuos en la arena, y los que se recojan en ésta se dejarán apilados el día de Sant Joan en un espacio de 100 metros cuadrados para apelar a la corresponsabilidad de la ciudadanía -el año pasado se recogieron 20 toneladas y se hizo una acción de sensibilización con una escultura de plástico-.

Desde el nuevo Gobierno de Ada Colau son conscientes de que la reducción de residuos no depende solo de los ciudadanos y que se requiere normativa y pedir a los productores y distribuidores que trabajen el asunto, pero que también deben apelar a la ciudadanía, ha señalado el nombrado de nuevo comisionado de Ecología.

Preguntado por si prevén menos afluencia por el hecho de que el lunes sea festivo, Ximeno ha explicado que han dimensionado los servicios pensando en cifras similares a las de años anteriores, aunque el hecho de que sea puente puede facilitar que más barceloneses se desplacen fuera de la ciudad para celebrar la verbena.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.