Una mujer denuncia la "chapuza" que le ha destrozado la boca tras pagar 12.000 euros y 80 visitas en seis años

  • El asunto en manos del Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz.
Un dentista atiende a un paciente.
Un dentista atiende a un paciente.
GTRES

Una gaditana ha denunciado a diez dentistas por haberle "destrozado la boca" tras seis años de intentos de colocación de implantes que se han convertido en un "calvario". Un proceso que le ha dejado con la dentadura totalmente destrozada y que ha derivado en candidiasis oral crónica, además de depresión y ansiedad.

Según publica Diario de Cádiz, el asunto llegó a la Junta de Andalucía y previamente también había sido expedientado por el Colegio de Dentistas de Cádiz, que instó a las dos partes a llegar a un acuerdo "por la vía amistosa" y abrió un expediente informativo en el que consideraba "evidente el perjuicio causado a la paciente por un tratamiento, al parecer, no planificado correctamente, que se ha dilatado en el tiempo injustificadamente y sin proporcionar los objetivos funcionales y estéticos a los que se aspiraba al contratar la rehabilitación bucal con la clínica".

La querella de esta mujer está actualmente en manos del Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz y el colegio ha paralizado el procedimiento disciplinario hasta el pronunciamiento del juez.

La afectada fue examinada por dos peritos que calificaron los trabajos de los dentistas de la clínica Adeslas Dental como una "verdadera chapuza" y señalaban que como consecuencia la mujer sufre actualmente cadidiasis oral crónica, lesiones en la cavidad oral, depresión y ansiedad.

"En definitiva, he sido engañada. Soy víctima de una imprudencia profesional grave en un órgano principal como es la boca. Me siento con absoluta impotencia psíquica para salir de este auténtico pozo al que la impericia de unos profesionales y un ánimo de lucro ilícito me han llevado", asegura la afectada en su denuncia, tal y como recoge Diario de Cádiz.

El proceso comenzó en 2010 y se prolongó hasta 2016, acumuló hasta 80 visitas y pagó los 12.000 euros presupuestados. En ese momento la clínica le comunicó a la paciente, según consta en su denuncia, que ya no podía hacerse cargo de más reparaciones y que a partir de ese momento tenía que asumirlas ella misma. Fue entonces cuando la afectada se dirigió al servicio de atención al cliente, donde le indicaron que la garantía había caducado, y de ahí a la Oficina del Consumidor, a la Junta Arbitral de la Diputación de Cádiz, al Colegio de Dentistas y, finalmente, a la Justicia.

Actualmente se está tratando en otra clínica que le ha presupuestado un tratamiento por 51.000 euros, una cantidad que espera asumir con la indemnización que ha demandado a Adeslas Dental de 125.000 euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento