Belén Esteban regresa de Ibiza después de su despedida de soltera
Belén Esteban regresa de Ibiza después de su despedida de soltera EP

Este sábado tendrá lugar la que, para muchos, será la boda del año. Ni siquiera las trenzas hippies de Pilar Rubio y el tupé cincelado de Sergio Ramos parecen poder hacer sombra al enlace matrimonial que unirá a Belén Esteban y Miguel Marcos. Un bodón que reunirá a lo más polémico de la pequeña pantalla
y que, a buen seguro, dejará consigo una lista interminable de titulares.

Todo está preparado: desde los contratos de confidencialidad, rubricados por los trabajadores de las empresas contratadas, hasta los boxes en los que los convidados tendrán que depositar sus teléfonos móviles para evitar fotografías indiscretas. 20minutos ha podido saber, además, que Belén está preparándose a conciencia para lucir perfecta en uno de los días más importantes de su vida.

Se ha inyectado bótox y ácido hialurónico en una conocida clínica estética del centro de Madrid. Allí también se ha interesado por otros tratamientos corporales que, observando sus menguadas curvas, parecen estar dando buenos resultados. Nada es suficiente para congraciarse con su Miguel quien, me cuentan, ha tenido la última palabra para escoger a los más de 250 invitados.

Al parecer, fue él quien, por ejemplo, desaprobó que los tertulianos acudieran acompañados por sus parejas y quien tachó nombres de la lista como el de Gustavo González o Kiko Matamoros. El conductor de ambulancias también decidió cuál será la disposición de las mesas quién asumirá las dos lecturas previstas durante la fiesta. Ver para creer.