Suceso
La mujer y sus hijas, en una foto facilitada por la familia a WWMT. WWMT

Una mujer de Michigan (EE UU) y sus dos hijas de nueve años han muerto tras caer "intencionadamente" con el coche en el que viajaban al río Kalamazoo el pasado lunes, según han informado fuentes policiales, que investigan el caso como una "increíble tragedia".

"Esa es la pregunta: ¿Por qué?", dijo la agente de policía Karianne Thomas del Departamento de Seguridad Pública de Kalamazoo a The New York Times. "Eso es lo que todo el mundo quiere saber. La familia quiere esa respuesta. No sé si algún día la encontraremos".

Según los medios locales, la mujer ha sido identificada como Ineza McClinton y tenía 44 años, aunque estos detalles no han sido confirmados por la Policía. Los medios añadieron que las hijas muertas se llamaban Angel y Faith y aseguraron que la mujer era madre de seis niños.

Una de sus hijas afirmó a la televisión local que su madre "no parecía ella misma" desde hacía unos días. "Estaban pasando un momento difícil, se sentía cansada, triste y sola", recoge The New York Times. La cadena WWMT publica el testimonio de un familiar, que asegura que "nunca planeó hacer daño a nadie".

Según explica el comunicado policial, los agentes encontraron a dos niñas caminando por la calle alteradas y buscando a su tío. Al parecer, estas dos niñas son familiares también de McClinton y viajan en el coche que "intencionadamente" se cayó al río poco antes del suceso, pero las autoridades están investigando qué relación tenían con la mujer y las niñas fallecidas.

Supuestamente, la mujer había pedido a estas dos niñas que bajaran del coche y les dio un teléfono y les dijo antes de marcharse que llamaran a su tío. Todo esto habría ocurrido cerca de la rampa para barcos por la que el coche supuestamente se tiró al río pero la policía está averiguando todas las circunstancias de este suceso, que todavía tiene muchos "agujeros".

Las niñas fueron recogidas por un vecino y llevadas a la Policía, que no entendía en un primer momento las explicaciones que las pequeñas referían. Los agentes decidieron empezar a buscar a la mujer y a las niñas gemelas y poco después encontraron el coche sumergido en el río. Minutos después hallaron el cuerpo de la mujer y de una de las pequeñas. Hasta el martes por la mañana y con la ayuda del equipo policial de buceadores no encontraron el cadáver de la segunda niña.

Thomas afirmó no saber si el coche había impactado contra algo antes de caer en el río ni a qué velocidad circulaba antes de sumergirse en la zona, que es "muy mugrienta". Sí que señaló, sin embargo, que no cree que haya nadie más implicado en el suceso.