El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi EUROPA PRESS

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, abrió hoy la puerta a "nuevos estímulos" que podrían decidirse en las próximas semanas si continúa en peligro la meta del organismo de conseguir una inflación cercana al 2%.

"En ausencia de mejoras, de manera que el retorno sostenido de la inflación hacia nuestro objetivo se vea amenazado, serán necesarios estímulos adicionales", señaló Draghi en el foro del BCE que se celebra hasta este miércoles en la localidad portuguesa de Sintra.

Entre estas medidas, se barajan recortes en los tipos o programas de compra de activos.

Durante su discurso de apertura de los paneles de este martes, el presidente del organismo subrayó que el Consejo de Gobierno del BCE decidirá en "en las próximas semanas" si toma medidas de esta clase, aunque avanzó de entrada que "se estudiarán todos los instrumentos disponibles".