Protesta en el Virgen del Rocío
Grupo de trabajadoras de la limpieza del hospital Virgen del Rocío de Sevilla. CCOO

"Recoger las papeleras y echar un chorreón de lejía en el inodoro". Estas son, según denuncian los trabajadores de limpieza del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, las instrucciones que les da la empresa concesionaria del servicio, Ferrovial, en lo que a sus tareas se refiere. Así lo ha asegurado a 20minutos Carmen Molina, delegada de CC OO en el comité de empresa y trabajadora de limpieza del centro, que tiene una población de referencia de más de medio millón de habitantes.

La plantilla denuncia la "falta de personal" que padecen desde que hace dos años la empresa Ferrovial se convirtió en la concesionaria de este servicio. Según el censo que la empresa ha facilitado a la plantilla, esta se compone de 410 personas, si bien Molina afirma que la lista está "engrosada", ya que en ella figuran trabajadores "que han fallecido, otros que llevan tres años en excedencia y otros que tienen una incapacidad alta reconocida". Las cifras oficiales del SAS elevan esa plantilla a 573 empleados pero, según afirman los trabajadores, la realidad es que solo hay "unos 360", lo que supone que "una persona tiene que hacer el trabajo de tres".

Todo ello genera una "falta de higiene" que ya ha dado lugar a "enfrentamientos" tanto con los pacientes como con otros profesionales del hospital. "Incluso se ha dado el caso de que los familiares de un paciente nos hayan encerrado en la habitación y no nos hayan dejado salir hasta que no limpiáramos la misma", relata Molina, que asegura "entender" el malestar de los usuarios.

Servicio "garantizado"

Pero lo más grave, continúa, es la problemática que se da en las zonas "más sensibles" del centro. Así, tanto en la UCI como en los quirófanos "se supone que debería haber un limpiador solo para esas áreas, pero al no haber personal los trabajadores tienen que salir a limpiar plantas y luego volver, con el riesgo de contagio que ello supone". Lo mismo sucede en las zonas donde están hospitalizados durante mucho tiempo los enfermos de leucemia. "Cada box tiene sus propios elementos de limpieza –fregona, cubo...– que se tiran cuando el paciente es dado de alta y se sustituyen por otros", relata Molina, pero esto "no sirve de nada si el limpiador tiene que salir y volver a entrar".

A todo ello se suman el "estrés" y el "síndrome del quemado" que aseguran sufren los trabajadores como consecuencia de la "reducción masiva de plantilla", lo que en ocasiones lleva a mantener el servicio "bajo mínimos". 

Por todo ello, la plantilla inició este martes tres jornadas de protestas –con paros de 10.00 a 12.00 horas– que piensan continuar si la situación no revierte. Es más, "la plantilla está dispuesta a ir a la huelga si es necesario". El comité de empresa mantuvo ayer una reunión con representantes de Ferrovial, que les ofreció "cinco contrataciones", cifra que la plantilla considera "insuficiente". Además, según Molina, la empresa "hizo fotos durante la protesta y nos amenazó con sanciones si continuábamos con las concentraciones".

Los trabajadores se reunieron también con la dirección del hospital, tal y como han confirmado fuentes de la Consejería de Salud a 20minutos, que "tomó nota de las reivindicaciones para dar traslado a la empresa adjudicataria". Y les aseguró que "intensificarán el seguimiento de la prestación del servicio de limpieza" que, afirmaron las mismas fuentes, "está garantizado con normalidad a pesar de las concentraciones previstas".

Este periódico ha intentado contactar con Ferrovial, sin que nadie de la empresa haya querido pronunciarse.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.