El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros.
El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros. EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha reconocido este viernes que el equipo de Ángel Gabilondo les ha invitado, por carta, a sentarse en una mesa para negociar los posibles pactos en la Comunidad de Madrid. En una entrevista en 'Espejo Público', ha señalado que "no va a ser posible llegar a ningún acuerdo" con el PSOE madrileño, "pero se agradece el gesto".

Sí se ha mostrado abierto a pactar con otras formaciones, como PP y Ciudadanos, a quienes ha invitado a reunirse: "Estamos en la mesa con las manos tendidas y les esperamos para negociar".

Por el momento, ya ha mantenido una primera toma de contacto con su homólogo del PP, Teodoro García Egea, para explorar posibles acuerdos de gobierno. Repitiendo la fórmula andaluza, los populares mantienen el contacto tanto con Ciudadanos como con Vox pero por separado, sin una mesa conjunta.

Espinosa de los Monteros, que se estrena como portavoz parlamentario, ha avanzado cuál va a ser su primera iniciativa en el Congreso, que irá dirigida al apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Estudiará las actas de negociación con ETA

Espinosa de los Monteros ha afirmado este viernes que el PSOE "tiene las manos manchadas de sangre de asesinar a sus propios compañeros" y ha anunciado que los servicios jurídicos de su partido estudiarán las actas de la negociación con ETA por si son constitutivas de delito. "Se me hiela la sangre de pensar que yo pudiera estar apoyando o ayudando a democratizar o a blanquear un partido que tiene las manos manchadas de sangre y de sangre de mis propios compañeros. A mí, eso, me produce un asco infinito", ha dicho Espinosa en Antena 3.

Ha considerado además una "ofensa gravísima" que el PSOE tache a Vox de no constitucionalista, cuando es "el partido de las víctimas del terrorismo, de Ortega Lara y de Abascal, padre e hijo".

Por contra, ha incidido en que los socialistas deberían contestar por qué pactan con partidos separatistas, por qué han "bailado el agua" y legalizado a Bildu y por qué se decidió "legalizar, financiar y perdonar a sus presos". "Y, por cierto, aún no le oído pedir perdón ni a Sánchez ni a Zapatero", ha recalcado, porque todo lo que recogen las actas de ETA "se ha ido cumpliendo", lo que, para Vox, parece claro que es constitutivo de delito.