Bus Barcelona
Un bus de la nueva red de Barcelona. TMB

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha anunciado este martes que pondrá en circulación en la ciudad 254 vehículos nuevos menos contaminantes, de los cuales 116 serán eléctricos; 63, de híbridos; y 75 funcionarán con gas natural comprimido de última generación. Será gracias a un acuerdo, que han firmado el consejero delegado de la compañía, Enric Cañas, y el responsable de operaciones del sector público en España del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Joan Basora, que establece que la entidad bancaria financiará los vehículos a través de un crédito de 73,5 millones de euros.

La financiación del BEI contribuirá a sustituir buses diésel y de gas natural comprimido de primera generación por otros nuevos. Entre los vehículos que está previsto hacer desaparecer para que en su lugar circulen otros más ecológicos hay 20 autobuses turísticos de dos plantas que recorren la ciudad, y que pasarán de ser diésel a ser híbridos.

Los primeros 105 buses nuevos se introducirán a finales de este año, mientras que otros 75 llegarán en 2020, y en 2021, 74 más. Además de ser menos contaminantes, permitirán mejorar el sistema de información a bordo, según ha informado TMB.

Las inversiones financiadas por el BEI también permitirán construir nuevas estaciones para la recarga eléctrica, y el proyecto contribuirá a crear 1.084 puestos de trabajo durante la construcción de los nuevos vehículos, según estima el banco.

Su vicepresidenta, Emma Navarro, ha defendido que "este proyecto demuestra el impacto directo de la financiación del BEI en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos", reforzando el servicio de transporte público y la movilidad de bajas emisiones.

Por su parte, Cañas ha destacado que el transporte eléctrico comporta unas necesidades de inversión inicial más altas, tanto en los vehículos como en infraestructura, "para las cuales es vital contar con una financiación adecuada por parte de las administraciones responsables".

Este acuerdo es el cuarto que el BEI aplica en España dentro de su programa Clear Transporte Facility, destinado a facilitar la financiación de sistemas de transporte menos contaminantes –ya lo había hecho en Las Palmas, Valencia y Palma de Mallorca–.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.