El final de Juego de Tronos ha batido todos los récords posibles para HBO.

Según informa The Hollywood Reporter, el episodio final, The Iron Throne, atrajo la atención de 19,3 millones de espectadores en Estados Unidos, tratándose del mejor dato histórico de la ficción y, en general, el capítulo de una serie con mayor seguimiento de la historia de la compañía.

El 8x06 ha conseguido desbancar a Los Soprano, que reinaba en ese apartado de audiencia de una emisión individual de HBO. Fue concretamente el estreno de su cuarta temporada, emitida en 2002, que marcó una audiencia de 13,43 millones. También el drama mafioso ostentaba, hasta este domingo, el final de serie más seguido en la historia de HBO, con 11,9 millones.

Una temporada de hitos

No solo el episodio final ha roto todos los registros de la serie. En general, la temporada de su desenlace ha marcado un récord tras otro.

De sus seis episodios, cinco han entrado en el Top 6 de entregas más vistas en su andadura (esa sexta emisión más seguida corresponde al desenlace de la séptima temporada).