ATENCIÓN: ESTE ARTÍCULO REVELA PARTES DE LA TRAMA DE LA SERIE. ATENCIÓN, SPOILERS.

¿La pregunta es quién se sienta en el Trono de Hierro? La respuesta se sencilla y no lo es. Porque es nadie y alguien.

Pero no empecemos por el final. Ocho años, ocho temporadas y 73 episodios después Juego de Tronos ha terminado. Ha sido, por obra y gracia de George R. R. Martin, que no se nos olvide, una de las mejores series de todos los tiempos.

Hay fans descontentos, pero si la serie hubiera terminado de otro modo habría otros tantos. Sólo la épica y la justicia poética podía terminar una serie como ésta. David Benioff & D. B. Weiss, gracias por la valentía de terminar esta serie así.

Y tras los lloriqueos del que escribe, que ha vivido la serie como profesional y como fan, vamos a contar algunas de las anécdotas más celebradas del último capítulo. Lo repito: SPOILERS. Vivimos el último capítulo de la mano de Movistar+ que reunió en un emotivo evento a centenares de fans de la serie en los cines del Palacio de la Prensa, en la Gran Vía de Madrid.

Daenerys y su dragón Drogon nos dejan una de las escenas visualmente más espectaculares de la serie, cuando ambos se funden en uno gracias a la superposición de planos. La reina se asoma a arengar a sus tropas como un ser alado de la casa Targaryen.

Juego de Tronos se ha caracterizado por los motes y los apodos. Y si aceptamos que a Jaime Lannister siempre se le llamó el Matarreyes por matar a Aerys el Loco, Jon Nieve debe ser de aquí en adelante conocido como el Matarreinas, por asesinar a su reina, hija de aquel con el que acabó Jaime.

Sansa dejó hace mucho de ser un "pajarito" o una "palomita" y consigue escindir el Norte de los Siete Reinos. Así, cuando Tyrion pronuncia el discurso de coronación de Bran le nombra como "Rey de los Seis Reinos".

El Trono de Hierro ha sido destruido por la misma especie que ayudó a fundirlo. El dragón Balerion tardó 59 días en fundir las mil espadas que lo componen, pero Drogon apenas tarda unos segundos en reducirlo a un montón de metal humeante.

En el primer consejo del reino los consejeros, con el maestre Sam a la cabeza, a Tyrion le presentan un libro llamado Canción de hielo y Fuego, [un guiño a George R.R. Martin, autor de la saga de novelas] en el que se cuentan los sucesos de la Guerra de los Cinco Reyes... y en el que no se menciona a Tyrion, para su disgusto.