La Guardia Civil de Baiona (Pontevedra) ha detenido en el propio cuartel a un joven de la vecina localidad de Nigrán después de que presuntamente violase a su ex novia en un descampado intimidándola con un cuchillo y la condujese a continuación a las instalaciones de la Benemérita para que retirase una denuncia por malos tratos que la chica, de 25 años, había presentado el pasado jueves, según publica hoy
El Faro de Vigo.

Un amigo de la chica logró escapar a la carrera después de ser amenazado y perseguido por el agresor con un cuchillo
Los hechos ocurrieron la madrugada del sábado. El presunto agresor, de 31 años, habría trasladado por la fuerza a la chica al descampado donde ocurrió la presunta agresión sexual tras entrar, con las llaves que aún conservaba, en el domicilio de ella, que estaba con un amigo que logró escapar a la carrera después de ser amenazado y perseguido por el apresado con el arma blanca.

Según la denuncia de la joven, recogida por el diario vigués, su ex novio cogió un cuchillo con el que amenazó al amigo de ella, al que persiguió a la carrera hasta que éste logró escapar. Fue a continuación cuando regresó al domicilio de la chica, donde ésta permanecía asustada por lo que acababa de ocurrir, y, mediante la intimidación, la obligó a salir de la casa y a que se subiese en su vehículo, que se encontraba estacionado en la zona. El agresor condujo su coche hasta un descampado, donde la violó.

Después, según el relato de la víctima, el joven la convenció, mediante coacciones, para que fuesen juntos al cuartel de la Guardia Civil de Baiona para que procediese a retirar la denuncia contra él que había presentado el pasado jueves por la tarde por una presunta agresión física que había sufrido ese mismo día.

Los jóvenes llegaron a las instalaciones de la Benemérita en torno a las nueve de la mañana del sábado y, una vez allí, la presunta víctima relató a los agentes lo ocurrido durante las tres horas anteriores, motivo por el cual el joven fue detenido en ese mismo momento.