Al amparo del vigente Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 se planifica la rehabilitación de una primera fase de ejecución cuyo coste asciende a 3,5 millones de euros.

El ámbito de actuación de este ARU tiene una superficie de 10.699 metros cuadrados y alberga 221 viviendas. Se establece este ámbito de actuación a fin de llevar a cabo actuaciones de rehabilitación y regeneración para paliar las deficiencias que presentan los edificios residenciales, en los que se ha detectado falta de ventilación de los forjados sanitarios, ausencia de accesibilidad, ausencia de aislamiento térmico e instalaciones en la fachada que no cumplen la normativa.

En lo relativo a los espacios urbanos, se han detectado pavimentos muy deteriorados en las calles Hortensias, Riofrío y Crisantemos, y barreras arquitectónicas con falta de aparcamientos para personas de movilidad reducida, e inexistencia de accesibilidad entre vía pública y edificios, así como el alumbrado con lámparas de alto consumo.

En este sentido, la intervención propuesta se centra en resolver los problemas de accesibilidad horizontal y vertical de los bloques, la mejora de las fachadas y mejorar su envolvente térmica, así como la revisión y reparación de las instalaciones de fontanería, electricidad y telecomunicaciones.

La intervención para los espacios urbanos incluye la mejora de la imagen de los espacios públicos mejorando su pavimentación y soterrando el cableado de las fachadas. Asimismo, se ampliarán las zonas peatonales para poder instalar ascensores exteriores en la vía pública y se renovará y reubicará el alumbrado público.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.