Su defensa ha confirmado que Sinaí Giménez "no pasó detenido ni 15 horas" y que, tras comparecer ante un juzgado del partido judicial de Salamanca, ha quedado en libertad y no se han adoptado medidas especiales.

Giménez fue detenido este martes y, tras pasar por dependencias de la Guardia Civil, fue trasladado al juzgado en la mañana de este miércoles, donde estuvo asistido por su letrado.

El autoproclamado 'rey de los gitanos de Galicia' fue interceptado, cuando viajaba con su 'secretario', Miguel Ángel V.B., en un control de la Guardia Civil en Arapiles.

Según fuentes de la Comandancia de Salamanca, los agentes responsables de un operativo contra el tráfico de drogas observaron cómo, al acercarse al control, los ocupantes del vehículo tiraban fuera de él una mochila, además de realizar maniobras para evitar el dispositivo de seguridad.

Aun así, los integrantes del control pudieron interceptar el vehículo e identificar a sus ocupantes, Sinaí y su 'secretario', en un control en el que el perro detector de drogas marcó la existencia de un posible doble fondo en el turismo.

Del espacio oculto, los agentes pudieron extraer cinco bolsas que contenían numerosas bellotas de hachís, aproximadamente 3.000 gramos, además de un gramo de cocaína.

CAUSAS PENDIENTES

La detención en Salamanca abre un nuevo proceso para Sinaí Giménez, que tiene varias causas pendientes. Así, a finales de junio está previsto que se celebre en un juzgado de lo Penal de Pontevedra una vista en la que Giménez, junto a otros miembros de su familia, está acusado de la agresión a un abogado y a varios guardias civiles a la salida de los juzgados de Tui (Pontevedra), en abril de 2014.

Por otra parte, está pendiente de otra investigación judicial por parte de un juzgado de Cangas, que le atribuye (a él, a sus padres, hermanos y otros familiares) los supuestos delitos de amenazas, coacciones, blanqueo de capitales, entre otros. En ese caso, el proceso se abrió por la supuesta extorsión a otros vendedores de mercadillo, así como otros incidentes.

Además de estas causas pendientes, Sinaí Giménez, que también fue candidato a la alcaldía de Vigo hace cuatro años (se hacía llamar 'el Obama gallego'), fue condenado el año pasado a 2 años y 9 meses de cárcel por un altercado con otros feriantes en el mercadillo de Redondela.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.