La madre de los niños asesinados en Godella: "Quitarles la vida era la única forma de salvar sus almas"
La madre de los niños asesinados en Godella: "Quitarles la vida era la única forma de salvar sus almas" EFE / JUAN CARLOS CÁRDENAS

María Gombau, la joven madre de los dos niños de corta edad asesinados en Godella (Valencia) el pasado mes de marzo, confesó a la Guardia Civil que había matado a los dos pequeños, de tres años y de cinco meses, porque así se lo había "ordenado dios".

Según su relato a los agentes, publicado este miércoles por el programa Espejo Público de Antena 3, "quitarles a Ichel y a Amiel la vida era la única forma de salvar sus almas y salvarme yo misma".

La mujer defiende que tras matricular a su hijo en una escuela, "le habían robado el alma".

Según la declaración a la que ha tenido acceso el citado programa, María explicó a la Guardia Civil que "para una madre como yo eso es fácil de detectar. Estaba más violento, más agresivo, se enfrentaba a mí, pero lo peor fue cuando me percaté de que a pesar de su edad era capaz de controlar mi voluntad, hacía conmigo lo que quería".

"Llegó al punto en que también se colaba en mi cerebro y dominaba mi pensamiento. En cuanto a mi hija, es una tristeza, pero nada más nacer le robaron el alma. Es un cuerpo sin alma. La que tenía al morir ahora no es la misma que cuando nació", señaló Gombau en ese momento.

La mujer aseguró que dios le "ordenó que practicara un ritual de purificación y yo cumplí con sus deseos".

Consulta aquí más noticias de València.